Portada pequena de agosto de 2016

Manejo de cultivos

Extraído del Manual de organopónicos y su manejo integrado, desarrollado por la organización Plenitud Iniciativas Eco-educativas

 

Página anterior;


Foto de personas trabajando en un umbraculo

 

El suelo es la base fundamental para el desarrollo de la planta en los sistemas organopónicos. Una de las funciones de la persona agricultora es reconocer las interacciones que ocurren entre las plantas y los micro-organismos del suelo para así poder ayudar en este proceso. El resultado será una cosecha abundante y con alto contenido de nutrientes Las plantas utilizan hasta un 50% de la energía que reciben del sol para producir en sus raíces unos exudados compuestos de azúcares, carbohidratos y proteínas que alimentan a los hongos y a las bacterias beneficiosas que, a su vez, proveen a las plantas con los nutrimentos que ellas necesitan. Los hongos y bacterias atraen a sus depredadores nematodos y protozoarios, los cuales al consumir su cuota, excretan nutrimentos alrededor de las raíces, alimentando la planta de esta forma. Todo este intercambio o reciclaje de nutrientes ocurre en el área alrededor de las raíces de las plantas llamada la rizosfera.

Las funciones de los microorganismos beneficiosos en el suelo en lo que respecta a las plantas es incalculable. Algunas de ellas son el reciclaje de nutrientes, la provisión de estructura del suelo, el pH, la protección de enfermedades y plagas, la descomposición de toxinas y residuos de pesticidas y la inmovilización de nutrientes, lo que permite almacenarlos en su cuerpo y detener su lixiviación. (Se recomienda hacer una prueba biológica y química del suelo para determinar el pH, los nutrientes y la actividad biológica presente en el suelo. En el trópico, especialmente en las zonas montañosas, los suelos tienden a carecer de calcio, ser más compactados y ser anaeróbicos. También tienden a tener bajo pH y altos niveles de aluminio y manganeso solubles).

Las plantas utilizan hasta un 50% de la energía que reciben del sol para producir en sus raíces unos exudados compuestos de azúcares, carbohidratos y proteínas que alimentan a los hongos y a las bacterias beneficiosas que, a su vez, proveen a las plantas con los nutrimentos que ellas necesitan. Los hongos y bacterias atraen a sus depredadores nematodos y protozoarios, los cuales al consumir su cuota, excretan nutrimentos alrededor de las raíces, alimentando la planta de esta forma. Todo este intercambio o reciclaje de nutrientes ocurre en el área alrededor de las raíces de las plantas llamada la rizosfera.

Las funciones de los microorganismos beneficiosos en el suelo en lo que respecta a las plantas es incalculable. Algunas de ellas son el reciclaje de nutrientes, la provisión de estructura del suelo, el pH, la protección de enfermedades y plagas, la descomposición de toxinas y residuos de pesticidas y la inmovilización de nutrientes, lo que permite almacenarlos en su cuerpo y detener su lixiviación. (Se recomienda hacer una prueba biológica y química del suelo para determinar el pH, los nutrientes y la actividad biológica presente en el suelo. En el trópico, especialmente en las zonas montañosas, los suelos tienden a carecer de calcio, ser más compactados y ser anaeróbicos. También tienden a tener bajo pH y altos niveles de aluminio y manganeso solubles).

Los fertilizantes ecológicos alimentan la cadena biológica del suelo para que esta continúe activa, manteniendo el suelo fértil y vivo. Algunos tipos principales de fertilizantes ecológicos que pueden ser producidos a nivel casero son la composta, la lombri-composta, los tés y extractos de composta, los cobertores o “mulch” con un contenido alto en carbono y los cobertores vivos, como las plantas cobertoras anuales y perennes fijadoras de nitrógeno, etc.


Procedimiento para un huerto en capas:

  1. Regar el área designada profundamente o esperar que caiga un aguacero
  2. Cortar la vegetación del área (si se está haciendo directamente en la tierra) y enmendar con una capa fina de cal (calcio que ayuda a estabilizar el pH) y composta
  3. Colocar una capa de 1’ a 4’ de cartón, papel de periódico o de maquinilla previamente remojado (no utilizar papel brillante de revistas porque la tinta es toxica).
  4. Añadir 12 pulgadas de estiércol, cáscaras de vegetales y frutas, grama cortada, borra de café y/o cualquier otro desecho orgánico. Humedecerlo bien.
  5. Añadir 4 pulgadas de hojas secas, madera triturada, aserrín, heno y/o papel triturado previamente remojado.
  6. Repetir estas capas hasta crear los montículos de 2 pies o más de altura. Se puede hacer todo un mismo día o poco a poco según tenga acceso a los materiales. Es importante humedecer bien las capas.
  7. Sembrar inmediatamente, si desea, añadiendo una capa fina de composta al final y en el hoyo donde se va a sembrar. Solo se deben sembrar plántulas, no semillas. En Plenitud esperamos unos meses, en lo que se cocina un poco la banca, para sembrar.

Se recomienda seleccionar cultivos tropicales que crezcan con facilidad en el micro-clima donde se encuentra su terreno y que tenga acceso a semillas “criollizadas” o adaptadas a P.R. En el libro “Oro Verde”, el autor Sadhu Govardhan presenta una lista de vegetales y de hierbas tropicales con un alto potencial comercial. En el momento de seleccionar los cultivos para su sistema organopónico, es importante investigar y recopilar información sobre ese cultivo -la familia botánica con sus características y requerimientos, el mercadeo de los productos, su demanda (en mercados, restaurantes, etc.) cerca de su área de siembra y las experiencias de otros agricultores y agricultoras con esos cultivos- para determinar el nivel de facilidad con el que crece en su micro-clima, así como las ventajas y desventajas del mismo.

Los cultivos anuales tienen un ciclo de vida que dura entre 2 a 6 meses. Un sistema organopónico le provee a estas plantas las condiciones para que proliferen, permitiendo obtener múltiples y frecuentes cosechas y recuperar más rápidamente la inversión que se hizo. Para maximizar el espacio de los bancos, se pueden hacer siembras de cultivos intercalados, realizando siembras por acompañamiento de plantas que sean beneficiosas entre sí, en el mismo banco.

A continuación, una lista de cultivos anuales cultivables en el trópico:

  1. Arúgula: Se utilizan las hojas y las flores mayormente en ensaladas, pero pueden ser salteadas también y añadida a sopas, pizza, huevos etc. Cuando se cocinan las hojas grandes tienen un sabor a espinaca o col. Las semillas se pueden utilizar para condimentar aceites. Son una muy buena fuente de vitamina A, C, y hierro. Cuando se cultiva en el verano o mientras más adulta sea la planta, el sabor será más picante y fuerte.
  2. Lechuga: La lechuga se utiliza mayormente para ensaladas y para decorar los alimentos. También se puede utilizar medicinalmente en té para ayudar a contrarrestar el insomnio.
  3. Kale, col de hoja suelta, o col berza: Se utilizan las hojas crudas en ensaladas y jugos. También se pueden cocinar y dar el mismo uso que a las espinacas o repollo. El kale concentra una cantidad densa de nutrientes en sus hojas incluyendo calcio, hierro, potasio, vitamina A, C y K. También tiene propiedades anti-flamatorias y antioxidantes.
  4. Collard, repollo de hoja suelta o col: Se utilizan las hojas crudas en ensaladas y jugos. También se pueden cocinar y dar el mismo uso que a las espinacas o el repollo. La hoja entera se puede sumergir en agua caliente por unos segundos y luego usarse como un “wrap”. El collard concentra una cantidad densa de nutrientes en sus hojas, incluyendo calcio, magnesio, potasio, vitamina K, A, y C. También tiene propiedades antiflamatorias, antioxidantes y compuestos químicos que ayudan a bajar el colesterol.
  5. Albahaca: Se utilizan las hojas crudas para hacer pesto (una salsa de aceite de oliva, sal, albahaca, nueces y limón) para pastas, tapas, etc. También se usan para decorar y condimentar. Además, tiene propiedades medicinales. La principal es que ayuda a calmar el estómago.
  6. Cilantrillo: Se utiliza el tallo, las hojas y las semillas para usos culinarios, medicinales y para decorar los platos. Se pueden hacer productos de valor añadido como sofrito, chimichurri, pesto, etc.
  7. Cebollines: Puede ayudar a disminuir la presión arterial y ser de utilidad a los riñones. El cebollín a menudo puede ser consumido por aquellas personas a las que no les gusta la cebolla, ya que tiene un sabor mucho más suave. Además, es increíble como repelente de plagas.
  8. Perejil: Se utilizan todas sus partes: raíces, tallos, hojas y semillas. Es considerado un hipotensor por su riqueza en potasio y su efecto diurético. También es conocido como emenagogo ya que promueve el flujo menstrual y combate los dolores. Se considera que incrementa las secreciones gástricas, por lo cual se utiliza como digestivo.
  9. Pepinillo: Lo mejor es consumirlos frescos, ya sea en jugos o ensaladas. Sin embargo, también tiene propiedades nutritivas, como por ejemplo es un buen calmante en momentos de alta ansiedad si es ingerido como té o jugo.

El servicio a la clientela y la presentación del producto son cruciales para tener un buen mercadeo. Las principales opciones para mercadear los productos agrícolas son:

  • Crear un producto de valor añadido – Ocurre cuando se procesa el cultivo, elaborando esa materia prima en un producto mercadeable, por ejemplo, hacer pique con el ají picante que sembró, pesto con la albahaca, aceite de citronella con la hierba de citronella, etc. Esta puede ser la forma más costo-eficiente para vender productos agrícolas. La desventaja es que necesita procesar el cultivo en una cocina certificada, la cual puede rentar. Existen propuestas para desarrollar su producto.
  • Preparar las llamadas Cajas de Incentivo Agrícola - Preparar cajas con variedades de cultivos para clientes que paguen una membresía mensual por recibir las cajas semanalmente con una cosecha diversa. Por lo general, las cajas tienen un valor de $25 a $40 dólares, según la cantidad de cosechas. Este método es preferible a los mercados orgánicos, porque la compra es más certera.
  • Realizar mercados familiares u orgánicos - En Puerto Rico existen varios mercados alrededor de la isla y la ventaja es que se vende directamente al público consumidor al precio justo de venta.
  • Vender a restaurantes - Permite también la venta directa de los productos y tienden a pagar mejor que los supermercados.

Para más información sobre talleres y seminarios del diseño y manejo de los organopónicos y agroecología, puede comunicarse a los teléfonos 787-806-7094 y 787-221-4982, al email info@plenitudpr.org o a la página web plenitudpr.org

Página anterior;