Agricultura Urbana Ecológica para una Ciudad + Sostenible

Por: Juan Carlos Gallisá, arquitecto de profesión, urbanista de vocación y agricultor de afición

Página anterior;

 

Foto de personas observando un huerto urbano
1 seguridad alimentaria- “Existe seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana”. (Cumbre Mundial sobre la Alimentación, 1996)

Cuán sostenible es una ciudad dependerá mucho de cuán seguro es su sistema de alimentos. La ciudad es un ecosistema urbano compuesto por una comunidad de seres vivos y un medioambiente construido por estos que les sirve de hábitat. Son los seres vivos los que hacen funcionar la ciudad, los que la hacen tener vida propia y todo ser vivo necesita oxígeno, agua y alimento como elementos básicos de subsistencia.

La ciudad es un ente bien complejo constituido por varias infraestructuras, redes y sistemas físicos, técnicos o administrativos, tales como las edificaciones y espacios urbanos, la transportación, el agua, la energía eléctrica, las comunicaciones, la disposición de desperdicios, los espacios verdes, la organización social, la salud, la educación y la gobernanza, por mencionar los principales. Estas infraestructuras y sistemas no existen de forma aislada, interactúan entre sí y se afectan positiva o negativamente de acuerdo con complejas relaciones.

El sistema de alimentos en la ciudad (incluyendo producción, procesamiento, distribución, consumo y disposición de residuos) debe ser objeto de nuevos estudios, análisis, rediseño y reconstrucción ante las realidades económicas, ambientales, sociales y de salud pública en nuestros tiempos. El acceso a alimentos inocuos y nutritivos así como los procesos intermedios, desde que se producen los alimentos hasta que llegan a nuestra mesa para ser consumidos, tienen que ser revaluados para verificar cuán confiable y seguro es este sistema y cuán vulnerable estamos ante un asunto de seguridad alimentaria¹.

Históricamente, la agricultura como actividad de producción de alimentos se daba mayormente en la periferia de las ciudades. A medida que se fue mecanizando la agricultura y se desarrollaron los sistemas de transportación que utilizaban combustibles fósiles económicos, principalmente el petróleo, se fue distanciando la producción de alimentos hacia las zonas rurales más alejadas de la ciudad. Con la globalización de nuestra época, esta producción de alimentos no solo se separó de la ciudad y se ubicó en la ruralía sino que se separó de un país a otros países distantes en el planeta. La producción de alimentos se ha desarrollado con una alta dependencia del petróleo, no solo por la lejana transportación de alimentos sino también por su alta mecanización en la producción y por el procesamiento de alimentos de forma industrializada.

Foto de huerto urbano en las Monjas Puerto Rico

Económicamente, lo anterior representa un gran problema actual pues el encarecimiento continuo del petróleo arrastra un encarecimiento constante de los alimentos. Además, la carencia de producir y procesar los alimentos que se consumen localmente representa una oportunidad perdida de desarrollo económico local, ya que no se generan empleos en estas actividades y no se genera actividad económica local relacionada.

Hoy en día nuestro planeta sufre unos serios problemas ambientales y de desarrollo que pueden reducir la producción de alimentos globalmente en un futuro no muy lejano. Algunos de estos problemas están relacionados con el cambio climático, como lo son el estrés hídrico y los cambios en la disponibilidad de agua, los incrementos en el nivel del mar que llevan a reducir o a salinizar tierras de cultivos, la desertificación de terrenos que una vez fueron cultivables y una mayor frecuencia en inundaciones, sequías y heladas que echan a perder cultivos. Otros problemas de desarrollo insostenible como la deforestación, la sobrepesca y la pérdida de biodiversidad también pasarán factura en la disponibilidad de alimentos en el futuro.

Agricultura Urbana Huerto El Pilar en Puerto Rico

Socialmente, el crecimiento desmedido de las industrias multinacionales de alimentos y las políticas neoliberales que priorizan el comercio internacional han llevado a una reducción significativa de pequeños y medianos agricultores y agricultoras tradicionales en muchas partes del mundo. Cada día, la producción de alimentos está más limitada y controlada por estas multinacionales. Esta falta de soberanía alimentaria² en muchos países ha creado una serie de problemas sociales y una mayor inequidad.

La agricultura industrializada y la producción de alimentos están hoy en día altamente cuestionadas por los efectos negativos en la salud pública. Esto se debe a la cantidad de fertilizantes, herbicidas y pesticidas químicos que se utilizan en las siembras y la cantidad de aditivos y químicos en los alimentos procesados.

Agricultura Urbana La Botica de la Tierra

Un nuevo sistema de alimentos basado en una agricultura urbana³ ecológica, inteligentemente planificada, implantada y administrada podría mitigar muchos de los problemas que hemos mencionado en este escrito. Este nuevo sistema estaría compuesto por un sinnúmero de huertos urbanos (caseros, comunales, institucionales, públicos y comerciales) que producirían una buena cantidad de alimentos dentro de la ciudad o en su periferia, por una red de mercados agrícolas que ofrecerían las oportunidades de venta de estos productos locales, por unos centros de procesamiento o cocinas comunales que podrían procesar y darle un valor añadido a estos productos y por un eficaz modo de distribución de productos y manejo de residuos. Este nuevo sistema de agricultura urbana no suplantaría por completo el actual sistema de alimentos que existe en muchas de nuestras ciudades, pero sí reduciría considerablemente la alta dependencia en la importación de alimentos y nuestra vulnerabilidad ante un problema de seguridad alimentaria. Con esto crearíamos unas ciudades mas resilientes⁴ y, por tanto, más sostenibles.

1 seguridad alimentaria- “Existe seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana”. (Cumbre Mundial sobre la Alimentación, 1996)
2 soberanía alimentaria- Es el derecho de los pueblos, de sus países o uniones de estados a definir su política agraria y alimentaria, sin dumping frente a países terceros. (La Vía Campesina, movimiento campesino internacional)
3 agricultura urbana- “Una industria ubicada dentro (intra-urbana) o en la periferia (peri-urbana) de un pueblo, una ciudad o una metrópoli, que produce, procesa, suministra y distribuye una gran variedad de productos alimentarios y algunos no alimentarios, (re-) utilizando en gran medida, los recursos humanos y materiales, productos y servicios que se encuentran en y alrededor de esa área urbana“. (L. Mougeot, 2000)
4 resiliencia- “La capacidad de un ecosistema de aguantar choques externos y reorganizarse mientras cambia para poder retener esencialmente la misma función, estructura, identidad y mecanismos de retroalimentación.” (Manual de Transición/Rob Hopkins)

Página anterior;