imagen de portada de revista de diciembre de 2013

Agricultura Urbana:Solucion Global a la Degradación Ambiental, Social y Económica - Parte II

Por: Ing. Jesus A. Garay, Director del Comité de Liderazgo y Promoción del Concilio de Construcción Verde de los Estados Unidos-Capítulo del Caribe

Página anterior;

foto de un Jardin Giratorio Vertical

Agricultura Sostenible y Desarrollo Humano

En una isla como Puerto Rico, donde mayormente dependemos de importaciones para alimentarnos, es imprescindible fortalecer nuestra economía y revitalizar nuestros cascos urbanos mediante estrategias sustentables como la agricultura sostenible urbana. La mejor manera de predecir el futuro es construyéndolo en el presente.

El desarrollo humano y la sostenibilidad ambiental requieren de soluciones integradas.

La agricultura sostenible urbana, mediante innovadoras técnicas diseñadas para ahorrar espacio, reducir el consumo de agua y evitar incluso la necesidad de suelo, constituye una solución integrada de desarrollo y uno de los mayores desafíos para la supervivencia humana. Esta sostenibilidad supone que la agricultura no sólo es capaz de garantizar un suministro sostenido de alimentos, sino de que sus efectos ambientales, socioeconómicos y sanitarios se reconozcan y contemplen en los planes nacionales de desarrollo.

Según la Organización de Agricultura y Alimento de la ONU (FAO, por sus siglas en inglés) la definición del desarrollo agrícola sostenible es1 “el manejo y conservación de la base de recursos naturales y la orientación del cambio tecnológico e institucional de tal manera que se asegure la continua satisfacción de las necesidades humanas para las generaciones presentes y futuras. Este desarrollo sostenible (en los sectores agrícola, forestal y pesquero) conserva la tierra, el agua y los recursos genéticos vegetales y animales, no degrada el medio ambiente y es técnicamente apropiado, económicamente viable y socialmente aceptable”.

Hambre Crónica Mundial

Según la FAO, se calcula que durante el período 2011-13 había un total de 842 millones de personas “alrededor de una de cada ocho personas en el mundo” aquejadas de hambre crónica, es decir, que habitualmente no comen lo suficiente para llevar una vida activa2. Pese a los progresos globales en su dismunición3, la prevalencia de la subalimentación está por encima de la tasa de disminución deseada.

Esto demuestra que uno de los problemas más importantes de nuestro tiempo, después únicamente del relativo a la disponibilidad de agua potable y al calentamiento global, es el del acceso a los alimentos. Por ello, la agricultura sostenible urbana se perfila como un componente dominante de la economía mundial y, en una isla donde la mayoría de los alimentos son importados, debemos tener la seguridad alimentaria como prioridad en nuestra política pública para un desarrollo sostenible.

Crecimiento Poblacional Mundial

Un dato importante que merece ser repetido, es que según estimados conservadores, para el año 2050, el 80% de la humanidad vivirá en las ciudades y la población humana será de alrededor de 9 billones, o sea, 2 billones más que hoy en día. Esta creciente cantidad de personas pondrán en peligro nuestra seguridad alimentaria global.

Para poner ese dato en perspectiva, si continuamos este crecimiento desmedido, para poder alimentar a la humanidad al ritmo que vamos, necesitaremos en apenas 36 años más tierra cultivable del tamaño de Brasil, país que ocupa gran parte de Suramérica y tiene, de por sí, 195 millones de habitantes.

Cambio Climático

Si a este aumento poblacional le añadimos los efectos del calentamiento global, que según los expertos es inequívoco y antropogénico y está causando eventos climatológicos extremos cada vez más intensos y más frecuentes4, tenemos que reconocer que el futuro alimentario actual es sombrío. Agreguemos también que el nivel del mar está subiendo y que la mayoría de la humanidad vive en ciudades costeras. Los problemas de seguridad alimentaria se complican más aún ya que la cadena de suministros se verá afectada por estos cambios planetarios.

La creciente amenaza al desarrollo humano que representa el cambio climático es una fuente de inestabilidad que conducirá a la escasez de recursos, a migraciones masivas y a la interrupción de los medios de subsistencia y producción. Toda esta dinámica poblacional pone más presión sobre la sostenibilidad de las poblaciones urbanas. Esto requiere acción para cambiar a un desarrollo que se caracterice por producir baja cantidad de emisiones perjudiciales, mediante la educación y transformación económica. La agricultura sostenible urbana es parte integral de esa transformación económica, ecológica y social.

Jardín Giratorio Vertical

Un nuevo enfoque en la agricultura urbana sostenible ha sido inventado por Omega Garden Inc.5 y ha sido implementado con éxito en almacenes abandonados en la ciudad de New Buffalo, Michigan, por una compañía llamada “Green Spirits Farming”6. Este innovador sistema hidropónico y orgánico de agricultura urbana ofrece la integración vertical del cultivo eficiente justo en el corazón de las ciudades, permitiendo la resolución de problemas urbanos alimentarios y el desarrollo de comunidades vibrantes y sostenibles.

Su concepto es un sistema giratorio de múltiples niveles, al cual le llaman “Volksgarden Rotary Garden”. Este sistema permite que sus cosechas se den cada 30 días en vez de cada 90 días, lo que les permite tener 12 cosechas al año en vez de solamente 4, aumentando su eficiencia y disminuyendo su huella ecológica.

El dispositivo que permite cosechas tan frecuente es llamado “Rotary Vertical Growing Station” o RVGS. Es un cilindro rotatorio de cuatro pies de diámetro y dos metros de largo (ver foto). Las plantas crecen en un círculo alrededor del interior del cilindro. A medida que gira el dispositivo, sus raíces se sumergen en una bandeja con una solución líquida que proporciona agua y nutrientes. Una luz corre horizontalmente a través del cilindro para nutrir los cultivos.

En la granja urbana se producen hierbas orgánicas y vegetales incluyendo albahaca y cilantro, tomates, pepinos, lechuga, espinaca, berenjena y pimientos.

Reducción en Costes y Optimización de Recursos

Este enfoque reduce significativamente los costes de transporte y los relacionados a la gestión de la cadena de suministro. También, desvía grandes cantidades de dióxido de carbono al ubicar la granja cerca de los mercados donde la gente consume la comida, en vez de colocarlos en ubicaciones agrícolas remotas.

Su innovador sistema hidropónico no sólo optimiza las condiciones de crecimiento, sino que utiliza significativamente reducidas cantidades de agua – 95% menos que en la agricultura tradicional y un 80% menos que la hidroponía tradicional. Sus estaciones de crecimiento verticales también maximizan los pies cuadrados, lo que permite que puedan crecer mucho más en mucho menos espacio. De hecho, en el caso de los tomates, según su página web, 1 acre de cultivo en las granjas urbanas interiores de “Green Spirits” producirá la cantidad equivalente de al menos 20 hectáreas de tierras de cultivo al aire libre.

La agricultura vertical interior también elimina los riesgos para las cosechas asociados con su cultivo al aire libre. Puesto que es un “sistema cerrado”, garantiza una seguridad alimentaria superior y permite inquirir en el estado de las cosechas, un aspecto clave para el suministro de alimentos seguros y una de las principales preocupaciones en todo el mundo. Al tener la finca urbana muy cerca de sus clientes, se reduce su “huella de carbono” significativamente en comparación con la distribución de alimentos tradicionales.

Su plan de negocio es usar energía renovable y ser carbono-neutrales. La calefacción para el edificio se produce mediante el uso de combustible limpio de “biomasa”, el cual se obtiene de residuos orgánicos reciclados.

Conclusión

En Puerto Rico, donde más del 60% de la población está sobrepeso, particularmente la población infantil, las intervenciones para mejorar los aspectos nutricionales de la seguridad alimentaria son cruciales. Aseguremos nuestro futuro, asegurando nuestro alimento. Desarrollemos sostenibilidad y resiliencia mediante la agricultura sostenible urbana.

La agricultura sostenible urbana tiene muchos beneficios claves: mayor calidad de los alimentos, una economía local sostenible, oportunidades de empleo, aumento de la seguridad alimentaria, más control de la producción de alimentos, creación de más ciudades sostenibles, desarrollo comunitario y diversificación económica7. La agricultura urbana reduce el transporte, el embalaje, el deterioro, la contaminación, el uso de agua, la erosión del suelo y la contaminación. También reduce o elimina el uso de fertilizantes químicos y conservantes.

Alimentemos nuestro pueblo y revitalicemos nuestras ciudades usando las bondades que la naturaleza le ha brindado a Borinquen, la hija del mar y el sol. Ejerzamos, con hermandad, nuestro deber ciudadano y a Puerto Rico devolvamos su encanto, su verde y su primor. Siempre en alto la mirada, con la estrella como emblema, proclamemos como lema, ser hij@s del mar y el sol.

1 http://www.fao.org/docrep/018/i3458e/i3458e.pdf

2 Esta cifra es inferior a los 868 millones registrados en el período 2010-12.

3 El número total de personas subalimentadas ha disminuido en un 17% desde 1990-92.

4 El pasado 18 de julio de 2013 en Puerto Rico, por ejemplo, cayeron 9 pulgadas de agua de lluvia en 2 horas.

5 http://www.omegagarden.com/index.php?content_id=1500

6 http://www.greenspiritfarms.com/

7 http://www.omegagarden.com/index.php?content_id=1500

 

Página anterior;