portada agosto 2013 pequeña

Agricultura Urbana: Solución Global a la Degradación Ambiental, Social y Económica

 

imagen de concepto de agricultura vertical
Figura 1: La agricultura vertical urbana cambia dramáticamente la forma en que producimos alimentosecológicos. Reduce costos y mitiga daños al medio ambiente eliminando el transporte, mediante la entrega de hortalizas directamente a los consumidores en zonas urbanas.

 

Por: Ing. Jesus A. Garay, Director del Comité de Liderazgo y Promoción del Concilio de Construcción Verde de los Estados Unidos-Capítulo del Caribe

Página anterior;

 

 

 

En diversas ciudades alrededor del mundo, las semillas de una revolución agrícola están germinando, creciendo y transformando la relación intrínseca entre los seres humanos y los ecosistemas del planeta. Esta revolucionaria transformación afecta a la agricultura, a los sistemas energéticos, a la transportación y al diseño y construcción de comunidades sostenibles1.

Esta nueva revolución verde, conocida como Agricultura Urbana, podría resolver los apremiantes problemas ocasionados por nuestra fracasada infraestructura energética y económica, la cual nos está llevando al insostenible crecimiento en población, en ciudades, en consumo de nuestros recursos naturales y en flujos de contaminación. Una naufragada infraestructura nos dirige al cambio climático, al colapso de los recursos estratégicos del planeta, a la disminución de la biodiversidad, a la contaminación y escasez del agua potable, al agotamiento de la tierra vegetal y a la extinción de especies vivas.

La agricultura urbana se ha convertido rápidamente, para las ciudades alrededor del mundo, en una creciente necesidad, trayendo comida producida localmente y paisajes urbanos más verdes a zonas que carecían de ambos. Según estimados conservadores, para el año 2050, el 80% de la población terrícola estará concentrada en los centros urbanos y la población humana se incrementará en cerca de 2 billones. Si para entonces continuamos produciendo y consumiendo alimentos tan ineficientemente como lo hacemos hoy, vamos a necesitar, para el 2050, más tierra arable del tamaño de Brasil.

Además, dos terceras partes (2/3) de la energía necesaria para la producción de alimentos es atribuible a la transportación de los mismos desde las zonas rurales hasta las zonas urbanas. Por lo cual, dada la eminente disminución energética de los combustibles fósiles, el transporte de alimentos en las ciudades se convertirá en un desafío mayor para las ciudades del mundo.

Agricultura Urbana Vertical

Todos sabemos que el crecimiento citadino y el aumento poblacional acrecientan las emisiones de gases de efecto de invernadero, los desperdicios y los problemas de transporte dentro de la ciudad.

Mientras más y más gente viva en ciudades, requiriendo comida orgánica y ecológica, cultivada localmente en un ambiente limpio, la escasez de tierras cultivables y de agua potable creará problemas para la seguridad alimentaria futura.

La solución a estos problemas de crecimiento urbano podría ser la agricultura urbana vertical. Se basa en un principio simple: en lugar de consumir grandes recursos energéticos y generar polución trayendo alimentos en camiones y trenes desde las granjas hasta las ciudades, ¿por qué no crecer los alimentos tan cerca como sea posible — en invernaderos urbanos que se extiendan hacia arriba en vez de expandirse hacia el exterior? Este tipo de invernadero crearía empleos, así como un «pulmón en la ciudad», lo cual puede ofrecer una gran oportunidad para el desarrollo de la zona como atractivo turístico.

imagen de un modelo de agricultura vertical sueca
Figura 2: Representación artística de una granja vertical prevista en Linköping, Suecia. Cortesía de Plantagon

Verticalidad Sueca

El invernadero vertical Plantagon2, presenta una solución a estos problemas. Comparado con los mejores invernaderos en el mercado hoy en día, el objetivo es producir hasta diez veces más cultivos por metro cuadrado, utilizar los recursos de agua de una forma más eficiente y económica, y secuestrar, hasta diez veces más, el dióxido de carbono.

El Plantagon3, cuya construcción comenzó en el 2011, minimiza la necesidad de energía, agua y pesticidas y se espera provea una producción de cultivos durante todo el año ya que está protegida de pérdidas de cosechas relacionadas con el mal tiempo debido a sequías, inundaciones o plagas.

El invernadero puede integrarse a una infraestructura nueva o a una existente y así aumentar la eficiencia en uso de agua, residuos y energía. La zona comercial en la columna vertebral de la construcción del invernadero se construirá de manera igualmente sostenible en términos de eficiencia energética, materiales y soluciones de alta tecnología. Este es el tipo que se construye en la ciudad sueca de Linköping. Según diseñado, se espera cuente con la certificación bioclimática LEED™ Platinum4.

Su impacto ambiental negativo es muy bajo, y puesto que los productos se entregan directamente a las personas consumidoras en la ciudad, los costos de transporte también se reducen al mínimo. El concepto es sencillo y atractivo: verduras orgánicas frescas entregadas diaria y directamente a quienes las consumen.

El trasladar la producción de hortalizas a las ciudades es una solución viable y sostenible. Dado el desparrame urbano que tipifica nuestro uso del terreno, hay un argumento poderoso para mantener los alimentos que crecemos, compramos y comemos aún más cerca del hogar: en los patios, en los lotes baldíos y en los techos de nuestras áreas urbanas, incluso en aquellas zonas más densamente construidas.

Mediante la agricultura urbana podemos combatir el cambio climático, conservar agua y regenerar la vitalidad de nuestros suelos. Este tipo de agricultura puede contribuir a solucionar el deterioro urbano y a alimentar a la creciente población urbana. La agricultura urbana presenta oportunidades para mejorar la conectividad de la comunidad, disminuir la energía incorporada en los alimentos y aumentar la utilidad y la interrelación entre la tierra y la comunidad. La agricultura vertical dentro de las ciudades reduce dramáticamente el uso de combustibles fósiles en la producción y transporte, así como las emisiones de dióxido de carbono.

______________________________

1. Los edificios son sistemas complejos de sistemas, pero todos y al cabo, son hábitats humanos. El entorno construido forma nuestra salud y bienestar de muchas maneras. Bien hecho, el entorno construido puede tener efectos profundos y positivos sobre la salud.
2. Plantagon International es una compañía activa en el sector de la agricultura urbana y es líder global de innovación en la agricultura vertical.
3. www.plantagon.com
4. LEED es un programa de valorización bioclimática, por terceros, para el diseño, construcción y operación de edificios y comunidades verdes y está internacionalmente reconocido como el punto de referencia para edificios y comunidades sostenibles. www.usgbc.org

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773