portada dic 2011 pequeña

Cómo convertir tu casa en una vivienda ecológica (Segunda Parte)

foto de una niña echandole agua a un arbolito

Dr. Fernando Abruña, FAIA Arquitecto

Página anterior;

 

En mi pasada intervención, discutí opciones económicas para convertir tu casa en una vivienda ecológicamente sostenible. Expliqué las que afectan la envoltura de la casa construida. A manera de resumen, las nueve estrategias presentadas anteriormente fueron:

  1. Sembrar árboles en las fachadas Sur, Oeste y Este
  2. Reducir las escorrentías de aguas de lluvia
  3. Pintar el exterior del edificio con colores claros
  4. Pintar el techo de blanco
  5. Instalar material de aislamiento en el techo
  6. Pintar los espacios interiores de colores claros y los plafones de color blanco
  7. Aumentar la altura de los huecos de las ventanas
  8. Abrir los montantes sobre puertas interiores
  9. Utilizar bermas de tierra en la orientación Oeste

Hoy añadiré otras estrategias económicas y simples.

10. Abrir un hueco de ventilación sobre el espacio de la ducha/bañera en el baño: Esto permitirá la salida rápida de la humedad que se acumula en los baños y que afecta nuestro confort en el interior de la vivienda. Permitirá además buena iluminación natural en el baño y una mejor ventilación del espacio. El hueco deberá tener un área de por lo menos un pie cuadrado y probablemente una barra de seguridad. La lluvia que pueda entrar por el hueco se recogerá en la ducha o bañera. El costo aproximado para esta mejora fluctuará alrededor de los $100. Alternativamente, se podrá instalar un tragaluz dotado de un cuello de celosías fijas. El tragaluz permitirá la entrada de luz, pero evitará la entrada de agua de lluvia. El cuello de celosías permitirá la salida de humedad y ayudará a ventilar el espacio interior. El costo aproximado para esta mejora será de cerca de $250. Si el baño está dotado de una ventana, esta estrategia funcionará aún mejor pues se promoverá la ventilación cruzada del espacio.

11. Asegúrese de que el área de lavandería ocupe un lugar bien ventilado que no caliente demasiado la casa o requiera aclimatarse con un acondicionador de aire. Si la lavandería se encuentra en un lugar poco ventilado, puede añadir un ventilador de techo similar al que utilizan las “guaguitas” que venden comidas en la calle y que operan sin necesidad de energía eléctrica. El calor que se genera en el espacio interior hace que las aspas del ventilador se muevan automáticamente, extrayendo el calor hacia el exterior. El costo aproximado para esta mejora será cercano a los $150.

12. Substituya las bombillas incandescentes por bombillas compactas fluorescentes: Las fluorescentes generan cuatro veces más luz que las incandescentes, consumiendo solamente una cuarta parte de la electricidad de las incandescentes. Al reemplazar las bombillas, utilice la siguiente regla de aproximación. Divida entre cuatro la potencia en vatios de la bombilla incandescente que desee reemplazar. Este será el valor de la potencia eléctrica necesaria de la lámpara fluorescente que deberá obtener. Por ejemplo: Si la bombilla incandescente que desea reemplazar es de 100 vatios de potencia, entonces, si dividimos 100 ÷ 4, la bombilla compacta fluorescente de reemplazo necesaria será solamente de 25 vatios aproximadamente.

13. Instalar aereadores o restrictores de agua en las duchas, lavabos y fregaderos: El baño es el lugar de la casa donde utilizamos cerca del 75% del agua que consumimos diariamente. Los aereadores mezclan el agua con burbujas de aire dando la impresión de que se está utilizando la misma cantidad de agua cuando, en realidad, gran parte del flujo es solamente de burbujas. Tendrá, además, ahorros de electricidad ya que consumirá menos agua caliente. Los aereadores pueden obtenerse en ferreterías a un costo de dos dólares. Los restrictores reducen el volumen de agua, obligándola a pasar por un filtro lanzando finísimos chorros. La reducción en consumo de agua y energía es aún mayor que con los aereadores. Los restrictores pueden obtenerse a un costo aproximado de tres dólares.

arboles formando l la forma de una casa

14. Reemplazo de enseres electrodomésticos: Al reemplazar enseres domésticos como lavadora, secadora, nevera u hornos de microondas, asegúrese de que estén identificados con el logo Energy Star, para garantizar que los mismos sean de alta eficiencia. Esta medida supone un ahorro aproximado del 20% de la energía que consumiría un equipo convencional equivalente y el costo de compra adicional no excederá el 5%.

15. Reemplace el acondicionador de aire por uno con eficiencia energética de no menor de 12: La razón de eficiencia energética (EER: Energy Efficiency Ratio) mide la cantidad de BTU’s de calor que se remueven por cada vatio de potencia eléctrica que se utiliza. Por ejemplo: Un acondicionador con un valor EER de 12 utilizará un vatio de potencia para remover 12 Btu’s de calor, mientras que uno con un valor de 9 utilizará el mismo vatio de potencia, pero solamente removerá 9 Btu’s de calor. El costo adicional de un acondicionador de aire más eficiente no deberá exceder el 5% del costo de uno convencional.

16. Instale un calentador solar de agua: Aproveche los incentivos económicos que ofrece el gobierno y no pagará por calentar el agua. Esta medida hace innecesario quemar combustible fósil para suplirle electricidad al calentador, ayudando a reducir las emisiones de gases que ocasionan el cambio climático. El costo promedio de un calentador solar en Puerto Rico para una familia de 5 miembros fluctúa entre $1,500 y $1,700. En apartamentos de condominio, un calentador de línea es la opción recomendada si la instalación de uno solar no es posible. El costo aproximado de un calentador de línea es de $250 a $300.

17. Instale un sistema de cosecha de aguas de lluvia: Una casa promedio en Puerto Rico tiene el potencial de capturar entre 30,000 y 50,000 galones de agua al año. Un sistema con canalones para atrapar las aguas del techo hacia una cisterna con capacidad de 600 galones debe costar unos $800 sin incluir el costo de mano de obra. Este es un proyecto que usted mismo puede hacer con poco esfuerzo.

18. Elimine las cargas fantasma: La mayoría de los enseres electrónicos continúan consumiendo energía aun cuando están en la posición de apagado (“Off”). A este consumo adicional se le conoce como cargas fantasma. Para evitar estas cargas, utilice un “Power Strip” dotado de un interruptor. Cuando abandone el lugar donde utilice los equipos electrónicos, oprima el interruptor del “Power Strip” a la posición de apagado. Esto evitará las cargas fantasma. El costo de este aditamento fluctúa entre ocho y 12 dólares.

Opciones verdes de carácter operacional

En muchas ocasiones, pensamos que para convertir una casa convencional en una sostenible tenemos que hacer grandes inversiones de tiempo y dinero. Nada más distante de la verdad. La realidad es que tenemos muchas opciones y oportunidades de conservar recursos y energía y mitigar nuestro daño al ambiente haciendo cambios en nuestro estilo de vida. Sólo debemos hacer las cosas de una forma diferente. A continuación, enumeramos una serie de estrategias de poco o ningún costo que le ayudarán a reducir su huella ecológica y convertir su casa actual en una sostenible.

  1. Acorte el tiempo de tomar una ducha a 5 minutos y utilice la ducha para bañarse en lugar de llenar la bañera.
  2. Quince minutos son suficientes para calentar el agua con un calentador eléctrico antes de bañarse.
  3. Al lavarse los dientes o al afeitarse, cierre la llave. Ahorrará tres (3) galones de agua cada vez que lleve a cabo esta operación.
  4. Antes de abandonar el baño, asegúrese de que las llaves estén bien cerradas y sin escapes. Una gota persistente ocasionará pérdidas mayores a 2,000 galones de agua al año.
  5. Lave la ropa con agua fría, a menos que tenga un calentador solar; de esta forma economizará energía.
  6. Seque las tandas de ropa una detrás de la otra, para aprovechar el calor remanente en la secadora. De esta forma, la segunda tanda secará más rápido. Recuerde limpiar el filtro entre tandas para mejorar la eficiencia de la secadora.
  7. Evite el planchado adquiriendo ropa que no lo requiera. Si va a planchar, saque el tiempo para planchar grandes tandas, reduciendo el consumo eléctrico requerido para recalentar la plancha que, de otra forma, se haría necesario con tandas más pequeñas.
  8. Para reducir el consumo de agua, ajuste el nivel de agua de la lavadora a la cantidad de ropa que introduzca en ella. Las lavadoras “inteligentes” lo hacen por sí solas. Asegúrese de que las mangas de la lavadora no tengan escapes.
  9. Recuerde que puede utilizar el agua del enjuague de la lavadora para lavar patios y marquesinas.
  10. Al comprar detergentes, utilice los concentrados. Estos reducen el consumo de detergente y, al utilizar empaques más pequeños, generan menos desperdicios y disminuyen los gastos de transporte.
  11. Para reutilizar las aguas grises (aguas usadas más limpias que las aguas negras) de las duchas y lavabos para el riego de plantas, asegúrese de utilizar detergentes y jabones que no tengan fosfatos. Se consiguen fácilmente en el supermercado, inspeccionando la etiqueta del producto.
  12. Reduzca el abrir y cerrar las puertas del refrigerador y del congelador, para conservar el frío.
  13. Al hacer la compra, reúna todos los alimentos de nevera para colocarlos en ella de una sola vez y para que estos alimentos sean los primeros en guardarse. Esta práctica reduce la pérdida de frío y acorta el período de tiempo para que la nevera vuelva a una temperatura estable.
  14. Para obtener la mayor eficiencia energética, asegúrese de que el refrigerador esté en 40°F y el congelador en 0°F.
  15. Al utilizar el lavaplatos, evite el uso de agua caliente, a menos que tenga un calentador solar
  16. Una lavadora de platos consume 37% menos agua que un fregadero.
  17. En la medida de lo posible, utilice un horno de microondas en substitución de una hornilla eléctrica. Los hornos de microondas son, por lo menos, 12 veces más eficientes que una estufa eléctrica.
  18. Al utilizar el horno, no lo abra durante el periodo de cocción: la pérdida de calor puede ser de hasta 50%, alargando el tiempo de cocido y, de paso, el consumo eléctrico. Cuando cocine, mantenga la olla tapada; los alimentos se cocinarán más rápidamente y se consumirá menos energía.
  19. Asegúrese de podar los árboles para que ramifiquen sobre los 8 pies de altura y así evitar entorpecer el paso de las brisas.
  20. Para mejorar la ventilación natural en el interior de la casa, es fundamental proveer una ruta de entrada y salida para las brisas. Es importante mantener abiertos huecos de ventanas (o puertas) en lados opuestos del espacio que se desee ventilar.
  21. Visite los siguientes sitios en la Internet para conseguir información adicional: www.usgbccaribbean.org, www.aae.gobierno.pr, www.energystar.gov

Como habrá visto el público lector, son muchas las estrategias disponibles a las personas consumidoras para convertir su casa en una vivienda más sostenible y responsable con el ambiente. He hecho sólo una selección de aquéllas que considero más accesibles.

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773