portada agosto 2010 pequeña

Composta y nutrición del suelo

Por: José Luis Alsina / Vivo Recycling*

Página anterior;

foto de sobras de comida como cacarones de huevos y pedazos de cascaras de verduras

Reducir, reusar, reciclar y compostar: ése es el orden de prioridad preferencial y con sentido práctico para disminuir, o hasta eliminar completamente, la basura de nuestros vertederos.

El material vegetativo y orgánico representa un 35% de toda la basura que generamos. Todo este material que incluye grama, hojas, ramas, troncos, raíces, cieno, estiércol, vegetales, frutas, desechos de comida, entre muchos otros materiales, se pueden desviar fácilmente del vertedero mediante la composta casera o la industrial.

El ciclo natural de un ecosistema balanceado exige que le devolvamos a los terrenos todos los nutrientes (elementos) básicos que le extraemos a través de la cosecha. La composta devuelve los nutrientes al suelo, promueve la vida microbiológica y estimula el crecimiento de las raíces. Existen trece elementos básicos, llamados macro y micro nutrientes, que tienen que existir en cualquier suelo para que una planta pueda crecer. Los nutrientes son:

Macro Micro
- Nitrógeno ( N ) - Hierro ( Fe )
- Fósforo ( P ) - Zinc ( Zn )
- Potasio ( K ) - Manganeso ( Mn )
- Calcio ( Ca ) - Boro ( B )
- Magnesio ( Mg ) - Cobre ( Cu )
- Azufre ( S ) - Molibdeno ( Mo )
  - Cloro ( Cl )

Actualmente, no devolvemos estos nutrientes que extraemos a las tierras de cultivo, poco a poco el terreno va perdiendo su balance y los cultivos se van deteriorando y enfermando. Para responder a esta situación, los seres humanos aplican toneladasde abono químico, el cual solo contiene tres de los trece nutrientes básicos (N, P y K). La naturaleza responde, a su vez, con un ejército de insectos y otras enfermedades dirigidas a aniquilar las plantas débiles (que son todas) y el ser humano reacciona a esta situación con insecticidas, nematicidas y fungicidas que, además de exterminar las enfermedades e insectos, también aniquilan toda la vida microbiológica, necesaria para un terreno productivo. El próximo paso de la naturaleza es producir insectos con anticuerpos contra los insecticidas y el paso final del ser humano es responder modificando genéticamente las plantas para repeler los insectos y las enfermedades. Este ciclo se hace bien peligroso para los consumidores y consumidoras finales (nosotros).

La composta, junto con la agricultura orgánica, es la respuesta sabia, segura y permanente al ciclo antes descrito. Con ellas, no sólo resolvemos el problema de la basura, por la cual estamos pagando, sino que mejoramos los suelos y cerramos el ciclo necesario para producir alimentos sanos y altos en nutrientes que nos ayudan a prevenir enfermedades. La composta y la agricultura orgánica traen otro sinnúmero de beneficios ambientales, económicos, sociales y de salud al pueblo.

Para preparar la composta en su patio

Construya o adquiera un recipiente hecho en tela metálica, o un dron plástico con huecos o una estructura en bloques o ladrillos o una de madera recubierta de tela plástica o metálica. La idea es crear un montículo que se humedezca con la lluvia y al que le entre oxígeno. Mantenga un envase en la cocina para recoger las cáscaras de plátano, papas, frutas, cascarones de huevo, harina de café, sobras de comida preparada (opcional, excluir carnes). Todos los días deposite el contenido del envase en la compostera. Agregue una capa de grama y hojas para cubrir los desperdicios de cocina (tres veces el volumen de los desperdicios). Agregue una capa de composta ya procesada (del lote anterior) encima de la grama (mitad del volumen de los desperdicios). Semanalmente, o luego de mucha lluvia, revuelva el montículo utilizando un bieldo (tenedor de granja) para exponer el interior de la pila. ¡La temperatura interior puede subir hasta 150 grados! Una vez la temperatura comience a descender (en un mes y medio) separe el montículo por un mes adicional. Comience a construir una nueva pila en la compostera. Antes de utilizar la composta, se debe cernir y devolver los pedazos grandes a la compostera.

* Soy analista de sistemas y practico la agricultura orgánica y el reciclaje vegetativo en el patio de mi casa que sólo cuenta con 350 metros cuadrados. No hay que ser una persona experta en agronomía para contribuir al ambiente, alargar la vida útil de los vertederos, producir nuestro propio abono y alimentarnos sanamente. Para una charla gratis sobre el tema, pueden contactarme en el email jalsina21@gmail.com.

Página anterior;