portada agosto 2013 pequeña

Composta

Por: Anitta Matos Extraído de Plenitud Iniciativas Eco-educativas

Página anterior;


foto de una planta sembrada en un cascaron dee huevo con composta

 

Composta onservemos la valiosa materia orgánica de nuestros patios y cocinas, desde hojas secas hasta deshechos vegetales. Gracias al aire, la humedad y el trabajo imprescindible de millones de insectos, bacterias, hongos y otros micro-organismos, esta materia orgánica se transformará en COMPOSTA que podremos aplicar a todas nuestras siembras.

El proceso de compostar consiste en mezclar varios ingredientes para producir humus, el componente de materia orgánica en el suelo que provee una cantidad balanceada de los nutrientes y la porosidad necesarios para producir plantas saludables. Los micro-organismos que habitan en la composta harán accesibles a las plantas todos los nutrientes que hay ya en el suelo. Por esta razón, las plantas cultivadas con composta son más vigorosas y resistentes a plagas y enfermedades. Y está comprobado que las plantas cultivadas con composta tienen mayor valor nutritivo. Además, si compostamos todo el material orgánico que producimos en nuestros hogares, reducimos el volumen de “basura” que llega al vertedero.

En realidad, no somos nosotros los seres humanos los que creamos la composta. Los verdaderos héroes de la película son los insectos y microorganismos. Los seres humanos simplemente hacemos pilas de materia orgánica para facilitar su trabajo.

Ingredientes para la composta:

CARBONO (nutrientes para los micro-organismos NITRÓGENO (proteína y enzimas que permiten la digestión de los nutrientes)
MATERIA SECA, MARRÓN y AMARILLA MATERIA VERDE, MOJADO Y ESTIÉRCOL
pastos y malezas secas pastos y malezas verdes
grama seca gramas verdes
hojas y tallos secos hojas y tallos verdes
papel en trizas deshechos de la cocina (NO huesos, carne o grasa)
aserrín de madera no tratada estiércol de cabra, vaca, conejos, gallinas o caballo (NO de perro o de gato)

Procedimiento:

  1. Escoge un lugar en semi-sombra.
  2. Crea capas de materia orgánica, comenzando con unas 6 pulgadas de cualquier ingrediente de la columna de carbono (materia seca).
  3. Encima del carbono, echa unas 4 pulgadas de cualquier ingrediente de la columna de nitrógeno (materia verde).
  4. Sobre la capa de nitrógeno, espolvorea tierra, composta ya hecha o musgo (“peat moss”). Esta capa protege tu composta de mimes y otras sabandijas, y aporta textura y microorganismos beneficiosos. Es conveniente tener a la mano tierra o pasto seco para tapar los desperdicios de cocina según éstos se van echando. Como alternativa, puedes hacer un hoyo en el mismo centro de la pila, echar lo de la cocina allí y luego taparlo.
  5. Luego de echar capas de nitrógeno, carbono y tierra, vuelve a repetir el proceso. NOTA: Procura mantener la superficie de la pila nivelada para poder acomodar los nuevos ingredientes sin que se deslicen por los lados. Sigue así hasta alcanzar un tamaño de por lo menos 4 pies de ancho por 4 pies de alto.
  6. Si no llueve, es importante humedecer (no enchumbar) la pila de composta en proceso.
  7. El tamaño final de la pila será grandemente reducido en la medida en que los micro-organismos vayan transformando los ingredientes crudos en composta.
  8. Luego de un mes, te toca virar la composta. Todo lo que está arriba va a terminar abajo y lo de abajo arriba. Para mejor lograr esto, lo vas a mover de donde está a un lugar justo al lado. (Este es el momento más “oloroso” del proceso. Ya los micro-organismos habrán descompuesto parte de la materia orgánica. Te prometo que cuando los microorganismos hayan concluido sus labores, la composta olerá a tierra rica de bosque).
  9. Una vez hayas virado la primera pila de composta, comienza una nueva pila en el lugar que acabas de desocupar.

Detalles acerca de la composta

  • Humedad adecuada: El agua es importante para alimentar los hongos y bacterias que realizarán la descomposición, pero no podrán realizar su trabajo en demasiada agua. Durante la temporada de lluvia, puedes levantar la compostera sobre unos bloques para que escurra. En temporada de sequía, podrás crear humus en un hueco de la tierra, para mantener la humedad.
  • Patógenos y malezas: En el proceso de descomposición, la composta alcanzará unos 150- 160 grados F. Estas temperaturas matarán todos los patógenos y semillas de maleza. Luego de virar y airear la composta, esta se calentará nuevamente. Cuando ya no caliente luego de virarla, sabrás que está lista.

foto de plantas sembradas en composta

Referencias

Trees for the Future (2010). Programa de entrenamiento en agroforestería, 3era ed.: Tomando acciones extendiendo la mano. http://www.plant-trees.org/resources/data.htm

 

Página anterior;