portada dic 2011 pequeña

Desde Barlovento

foto del dr. Mendez Tejeda y la Dra. Alida Ortiz Sotomayor
La Dra. Alida Ortiz Sotomayor entrevistada por el Dr. Rafael Méndez Tejeda. (Foto por: Efrain Figueroa)

 

El Dr. Méndez Tejeda Entrevista rafael.mendez@upr.edu Catedrático, UPR en Carolina

Página anterior;


Dra. ALIDA ORTIZ SOTOMAYOR

La Dra. Alida Ortiz Sotomayor es Catedrática retirada de UPR Humacao. Es educadora en aspectos de uso, conservación y manejo de los recursos costeros y marinos de Puerto Rico y el Caribe y, actualmente, conferenciante en la UMETSUAGM. Primera Oceanógrafa en Puerto Rico.

M: Dra. Ortiz, hace tiempo vemos las fotos tomadas por satélites de NASA o NOAA y la isla de Puerto Rico se ve como un foco gigante en el centro de Caribe debido a la cantidad de iluminación que se genera y, en verdad, somos la estrella “brillante del Caribe”, es decir, somos el lugar más contaminado por la luz que generamos. En realidad, ¿qué es la contaminación lumínica?

O: Este término se utiliza cuando la intensidad de la iluminación nocturna producida por luminarias en calles, carreteras y anuncios, entre otros artefactos, es de tal intensidad que no permite apreciar la iluminación natural del firmamento durante la noche.

M: ¿Por qué ocurre este tipo de contaminación?

O: Porque en vez de emitir la luz hacia abajo, la emiten hacia el cielo nocturno. En consecuencia, el cielo nocturno pierde su natural oscuridad y no podemos ver las estrellas y otros cuerpos astronómicos.

M: Alida, ¿sólo existe un tipo de contaminación lumínica?

Por ejemplo, el deslumbramiento que se produce cuando a las personas se les dificulta la visibilidad por el efecto de la luz emitida por los faroles. Este tipo de efecto resulta peligroso sobre todo para quienes conducen autos en la noche. También La llamada luz intrusa, producida cuando una instalación emite luz en diferentes direcciones más allá del área donde es necesaria. Igualmente, a difusión hacia el cielo, producida por la difusión de la luz por medio de las moléculas de aire y de polvo en suspensión que provocan que la luz sea desviada y dispersada en todas direcciones.

M: En Puerto Rico, ¿cuáles son los lugares más afectados por la contaminación lumínica?

O: Los lugares más afectados son los espacios urbanizados, las playas y los espacios naturales que puedan existir a lo largo de las carreteras. Los “expresos” en Puerto Rico y las calles de la zona metropolitana se han convertido en espacios en los cuales la presencia de tablones de anuncios iluminados durante la noche y hasta durante el día constituye el mayor aporte a la contaminación lumínica.

M: ¿Y los parques de béisbol?

O: Los parques de pelota comunitarios, que se mantienen con luces encendidas, aun cuando no hay personas jugadoras en ellos, también contribuyen a la contaminación lumínica.

M: ¿Qué especies se afectan más por este tipo de contaminación?

O: En términos generales, toda la fauna nocturna puede verse afectada por exceso de iluminación artificial. Se afectan los animales, que utilizan como guía para sus movimientos nocturnos la claridad que producen la luna y las estrellas.

M: Dra. Ortiz, ¿podría darme un ejemplo de estos animales?

O: Por ejemplo, las tortugas que vienen a anidar a las playas dependen de la iluminación natural nocturna, pero, si hay alumbrado artificial de alta intensidad, esto les altera su patrón de movimiento y con toda probabilidad no encuentren el lugar de anidar en la playa.

M: ¿En qué momento en específico la iluminación les causa más daños a las tortugas?

O: Cuando eclosionan los huevos, las tortugas recién nacidas se guían por la luz de la luna hacia el mar. Si están en playas contaminadas por exceso de iluminación, se desorientan y no llegan.

M: ¿Qué otros animales u organismos se pueden afectar por el exceso de iluminación sobre las playas y las costas en general?

O: La contaminación lumínica en el medio natural origina fenómenos de deslumbramiento y desorientación en las aves, y también incide sobre los ciclos vitales de los insectos nocturnos que no pueden completar sus ciclos reproductores o que son atraídos por faroles intensos en las áreas urbanas iluminadas. Otros animales, como los cobos (el cangrejo ermitaño), que también dependen de la iluminación natural en la costa y de sus migraciones para desovar y reproducirse, se ven afectados por la contaminación lumínica.

M: ¿Solamente los animales se afectan por la contaminación lumínica?

O: ¡Oh no! Las plantas que florecen durante la noche pueden verse afectadas cuando se reducen los insectos que les sirven como polinizadores.

M: ¿Cómo puede colaborar la ciudadanía para reducir la iluminación excesiva?

O: Para comenzar, se puede reducir la cantidad y la intensidad de los faroles y bombillas que se utilizan en los espacios exteriores de nuestras viviendas. Además, en las costas y en las playas se pueden utilizar faroles que iluminen solamente las áreas por las cuales se camina y no así el espacio en general.

M: ¿Podemos gozar y disfrutar de la noche sin faroles encendidos?

O: Definitivamente, podemos hacerlo. Volveremos a ver y a apreciar el espectáculo maravilloso que es una noche estrellada.

M: ¿Hay alguna otra actividad que se afecte con la contaminación lumínica?

O: En mi opinión, la más importante: el disfrute humano del fenómeno hermoso que es una noche estrellada. Al aumentar exageradamente el brillo del cielo, acaban por desaparecer también, de forma progresiva, las estrellas, con lo que, al final, solamente las más brillantes, algunos planetas y la luna resultan visibles en medio de un cielo urbano que es como una neblina gris-anaranjada.

M: ¿Cuáles son los mejores lugares donde podemos apreciar los cielos de Puerto Rico?

O: Yo le recomendaría una noche en la Playa de Flamenco en Culebra. Para una persona residente del área metropolitana de San Juan es una experiencia inolvidable, la cual debemos tener todos y todas derecho de disfrutar.

M: ¿Cómo podemos controlar el exceso de iluminación?

O: Debemos crear conciencia de que el exceso de iluminación no necesariamente es preventivo contra la criminalidad, como nos han hecho creer.

M: ¿Qué usted recomienda que deberíamos hacer?

O: Como proyecto educativo comunitario, podemos ayudar a las personas en nuestros vecindarios y urbanizaciones a crear conciencia del impacto negativo que tiene la contaminación lumínica sobre la vida silvestre… y hasta sobre la no tan silvestre como la del ser humano.

M: Dra. Ortiz, ¿podría ser más específica?

O: No permitir la colocación de tablones de anuncios iluminados en las carreteras, reclamar a los municipios que apaguen las luces en los parques de pelota luego de haber terminado el juego y requerir la instalación de luminarias bajas en las áreas de playa.

M: Gracias.

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773