portada abril 2011 pequeña

El maravilloso encanto de Puerto Rico está en riesgo

foto de cueva en la montana con salida en forma de ventana con vista hacia un valleplaya de flamingo en la isla de culebra en puerto rico

Por: La Red Ambiental de Puerto Rico

Página anterior;

 

¿Cuántos lugares has apreciado para después verlos destruidos? Hablamos de la Isla del Encanto, pero nuestras maravillas naturales corren riesgo de perderse, entre otras razones, por la construcción desmedida y falta de una verdadera política pública participativa de protección ambiental.

Corren riesgo las maravillas de las tierras y los valles agrícolas, las cuencas hidrológicas, la zona del karso, las playas, farallones, montañas y montes únicos y variados que dibujan un maravilloso paisaje, nuestro mejor recurso. Igual valor social, ambiental y económico poseen el agua, el viento, la brisa, las olas, la lluvia, el bosque lluvioso, el bosque seco, los manglares, las lagunas y toda una fauna y flora diversa y en peligro de extinción. Deberíamos juntarnos para evitar que nuestras maravillas sean destruidas por rellenos, remociones, depósitos de basura, desarrollos urbanos inconexos, deforestación, contaminación y materiales tóxicos militares.

Las maravillas naturales de Puerto Rico no pueden considerarse como sistemas aislados; hay que cuidarlas y manejarlas de forma integrada y bien planificada. Nuestros ecosistemas están conectados e interrelacionados. Necesitamos que el gobierno trabaje con las comunidades para proteger las maravillas de gran valor natural que no están designadas como áreas protegidas o que están amenazadas por falta de una política participativa de protección ambiental. Podemos lograr undesarrollo económico y una alta calidad de vida sin destrozar las maravillas que nos hacen un país verdaderamente único y especial.

A continuación, algunas de estas maravillas en riesgo de destrucción.

Corredor Ecológico del Noreste (Luquillo y Fajardo) – Contiene las playas más importantes de todo Puerto Rico para el anidaje del tinglar, que es la tortuga marina más grande del mundo y se encuentra en peligro de extinción. Alberga una representación de todos los tipos de humedales costeros hallados en la Isla. Es hogar para otras 50 especies raras, vulnerables, en peligro de extinción y únicas de la Isla. Su conservación es necesaria para ayudar a mantener la integridad y conexión ecológica del Yunque con los ecosistemas costeros. El pasado mes de octubre, y en un acto sin precedentes en nuestra historia, se eliminó su designación como reserva natural, para facilitar la construcción de proyectos residenciales-turísticos y un centro comercial. [www. puertorico.sierraclub.org]

La Región del Karso – Es la fuente principal de agua para una cuarta parte de la población de Puerto Rico, especialmente para los municipios del área norte y noroeste. Alberga la mayor diversidad de especies de árboles por área, al igual que la mayor densidad de cavernas, cuevas y cavidades subterráneas. Cobija la mayor población de la cotorra de Puerto Rico en estado silvestre, así como las únicas poblaciones del coquí llanero y del sapo concho del norte.

Reserva Natural Humedal Punta Viento (Patillas) – Designada por ley en el 2008, cuenta con 482 cuerdas de bosques de mangle, lagunas, especies endémicas, una de las pocas áreas de dunas en la costa sur y el único bosque pantanoso de agua dulce de Palo de Pollo en dicha región.

Se encuentra amenazada por el Proyecto del Senado 1342, que pretende reducir su extensión al eliminar su zona de amortiguamiento y permitir la construcción de proyectos residenciales en la zona inundable. [www.myspace. com/frenteambientalpatillas] `

Bosque Seco de Guánica, Punta Ventana, Cerro Toro y Punta Verraco (Guánica y Guayanilla) – El Bosque Seco de Guánica, como el Yunque, es una Reserva de la Biósfera, designadas así por la Organización de las Naciones Unidas.

Dicha distinción es otorgada a lugares de importancia natural de calibre mundial. Para proteger y garantizar su valor ecológico, el DRNA ha recomendado por décadas su extensión para incluir el área de Punta Ventana, Cerro Toro y Punta Verraco, zona que alberga el mayor sistema de arcos marinos y una de las pocas poblaciones del sapo concho del sur en Puerto Rico. Aún así, allí se han realizado trabajos de deforestación para ubicar un complejo industrial de molinos de viento. Aunque este tipo de proyecto es necesario para promover el desarrollo de energía renovable en la Isla, su ubicación no es apropiada, ya que afectaría irremediablemente la integridad natural y paisajista de esta zona. [coalicionventanasverraco. org]

Playa Flamenco (Culebra) – Por años, ha sido reconocida como una de las más bellas del mundo por prestigiosas revistas internacionales. Sin embargo, se ha iniciado movimiento de terreno en el cerro que colinda con la playa para construir caminos en tierra, deforestando parte de esta zona e impactando la calidad de las aguas costeras, arruinando, en parte, las vistas panorámicas. [www. coralations.org]

Caño Martín Peña (San Juan) – Es la vena principal que conecta el Estuario de la Bahía de San Juan, el más grande de su tipo en la Isla. Por dos décadas, las comunidades a lo largo del Caño han estado trabajando de forma organizada para lograr el dragado y restauración de este cuerpo de agua mediante la planificación participativa y procesos de integración comunitaria. Para asegurar la permanencia de estas comunidades, luego de la restauración del Caño, se creó mediante ley el Fideicomiso de la Tierra. [www.martinpena.org]

Ciénaga Cucharillas (Cataño) – Es el humedal de agua dulce más grande del Área Metropolitana de San Juan y el que cobija la mayor variedad de aves acuáticas reportadas para esta zona. Su enorme capacidad de captación de agua protege de las inundaciones a las personas residentes de Cataño. Los desarrollos intensos dentro y alrededor de la Ciénaga la amenazan continuamente. La explosión de la Gulf (CAPECO) es sólo una agresión más de las muchas que recibe a diario.

Corredor Ecológico de San Juan – Es uno de los pulmones verdes del área urbana de San Juan. Incluye el Río Piedras, así como varias quebradas en Cupey y Caimito que desembocan en el Estuario de la Bahía de San Juan. Tiene el potencial para convertirse en el área de recreación pasiva al aire libre de mayor importancia en el municipio. Desde su creación por ley, el Corredor ha estado amenazado por proyectos aprobados. A su vez, parte de sus terrenos fueron rellenados, invadidos y pavimentados.

Costa de Isabela – En el pasado, el litoral costero de Isabela lucía extensas y enormes dunas de arena.

Sin embargo, en años recientes, la extracción de arena y la proliferación de numerosos proyectos residenciales y turísticos han borrado muchas de estas dunas del paisaje costero de este municipio.

La construcción desmedida también ha afectado negativamente el valor ecológico, económico y social de otros de sus recursos marinos y costeros, tales como sus acantilados, bosques de mangle, cuevas submarinas, sistemas de arrecifes y el famoso Pozo Brujo.

Bahía Fosforescente de La Parguera (Lajas) – La contaminación y la falta de manejo de este importante recurso ha disminuido el fenómeno de bioluminiscencia en la Bahía, la cual está a punto de convertirse en una bahía cualquiera, debido a la construcción desmedida en los terrenos que drenan hacia ella, a la contaminación lumínica y al uso indiscriminado de embarcaciones de motor. Según personas expertas, a la bahía no le quedan muchos años de vida.

Cañón Las Bocas – En este santuario ecológico de 1,205.68, se encuentra uno de los afloramientos de caliza más antiguos de Puerto Rico y de las localizaciones poco comunes que deben ser preservadas por su rareza. Su complejo sistema hidrológico genera dos millones de galones diarios de agua y es parte integral del Río La Plata, el más largo del archipiélago. Es hábitat de la Paloma Sabanera, especie en peligro de extinción. Es una de nuestras maravillas escondidas, poco conocida en Puerto Rico, tanto por los científicos locales como por la comunidad en general. Su imponente ceiba de 300 años, en forma de F acostada, sobreviviente del huracán San Felipe, sirve como puente de la quebrada la Ceiba y es símbolo de lucha ciudadana por lograr su designación como la primera reserva natural de Barranquitas y Comerío.

Sistema de Cuevas de Aguas Buenas – Entre los Barrios Caguitas de Caguas y Sumideros de Aguas Buenas, se localiza una cuenca hidrográfica de 1,805 cuerdas que constituye el nacimiento del Río Caguitas, tributario del Embalse del Carraízo. Es un bosque secundario bien desarrollado de al menos unos 60 años de recuperación, por donde discurren cuerpos de agua fresca, cascadas y abundante vida silvestre. Posee una geomorfología escarpada en la que alternan la geología volcánica con uno de los karsos de mayor antigüedad en Puerto Rico. Por él, se extiende subterráneamente un sistema cavernario abundante en cuerpos de agua y cascadas, de aspecto laberíntico, multinivelado y con alto valor arqueológico y escénico. Este valioso tesoro y patrimonio natural está amenazado por el desarrollo de dos proyectos de urbanización, todos con permiso de ARPE, a pesar de estar dentro de una reserva, declarada por la Ley 245. Está en su totalidad en la zona de protección del karso y, por su alto valor natural e histórico, amparada por políticas públicas de protección: Ley de Cuevas (Ley 111 de 1985), Ley del Karso (Ley 292 de 1999), Ley de Vida Silvestre, Ley de Arqueología Terrestre y Ley de Aguas.

Existen decenas de otras maravillas naturales en riesgo en todo Puerto Rico. Todos y todas debemos trabajar mano a mano en protegerlas para nuestras presentes y futuras generaciones.

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773