Intercambio de semillas y plantas, ¿moda o necesidad?

Por: Marilyn Rosa Tirado Agroempresaria / Fresas y Uvas Rose

Página anterior;

 

Foto de una feria con una mesa con semillas para intercambiar

Recientemente realizamos un intercambio de semillas y plantas en la Plaza del Mercado de Las Piedras con el grupo Sembremos. ¿Por qué hacer intercambios de semillas y plantas? Esta actividad ha tomado auge en los últimos años por varias razones:

  1. Es una manera de adquirir semillas y plantas diferentes a las que ya se tienen y, así, aumentar el inventario para la siembra de un huerto sin tener que invertir dinero.
  2. En el compartir con otras personas a quienes les apasiona la agricultura, la jardinería, la horticultura, la hidroponía, la permacultura, etc., se adquieren conocimientos que de otra forma hubieran sido costosos.
  3. Tomar el tiempo de preparar tus semillas y plantas para el evento del intercambio es terapéutico ya que ha sido comprobado que estas actividades ayudan a una mejor salud mental, física y emocional. Podemos mencionar el ejemplo de la Sra. Inma Peña Fuciños, Terapeuta Hortícola y diseñadora de jardines terapéuticos y didácticos, a quien en España le otorgaron el premio extraordinario de Educación para la salud en el diseño de un programa de Terapia Hortícola para personas con problemas de audición y lenguaje. En este enlace se puede conocer más sobre este tema: www.naturalezaterapeutica.com. (No la conozco personalmente, pero he leído sobre su excelente trabajo.)
  4. Nos evita tener que comprar semillas transgénicas para nuestros cultivos. Estas semillas son modificadas genéticamente y, al ser alteradas, su resultado final puede ser perjudicial para nuestra salud. Esta es la controversia que se discute sobre la compañía Monsanto.
  5. También esta actividad nos ayuda a conservar nuestras semillas nativas, las que recogemos de nuestros huertos y patios.

Como pueden ver, son muchas las ventajas que obtenemos al recolectar semillas. Tengo un pensamiento muy mío y es el siguiente ¨ninguna semilla debe ser depositada en el zafacón, si no la puedes sembrar, compártela con alguien o tírala en el camino, patio o algún lugar donde tenga la oportunidad de germinar´. Acostumbro hacerlo y, en mi jardín, en ocasiones cosecho ajíes, espinacas y muchas cosas más que no he sembrado; simplemente he depositado las semillas y ellas me regalan sus frutos. Ahora mismo tengo una espectacular planta de parcha. Es muy divertido esperar en algún momento ver nacer algo que no esperas ya que no lo sembraste.

Es importante saber cómo guardar y conservar nuestras semillas. Aquí les comparto como hacerlo de forma correcta.

  1. Lo primero es buscar un lugar seco y fresco. El calor en exceso y la humedad son perjudiciales y acortan su duración.
  2. Puedes usar varios envases para guardarlas, tales como bolsitas plásticas, envases de cristal o plástico, preferible que cierren herméticamente. Personalmente reuso los envases de la comida de bebé.
  3. En la nevera, puedes guardarlas ya empacadas en el área donde colocamos las hortalizas o verduras.
  4. Para mantener las semillas sin humedad cuando las almacenas fuera de la nevera, puedes colocarle en el envase donde las tienes un absorbente de oxígeno para mantenerlas secas.
  5. No olvides anotar la fecha de empaque en el envase para saber cuáles son las más recientes y las más viejas, ya que la mayoría de las semillas guardadas pueden durar hasta tres años. De esta forma, cuando necesites para sembrar, sabrás cuales debes usar primero.
  6. Cuando recoges semillas en tu huerto o jardín debes, antes de almacenarlas, asegurarte de que estén secas. Puedes colocarlas en un envase o periódico al aire en una mesita por varios días.
  7. No puedes olvidar escribir el nombre de la semilla de inmediato cuando la colocas en el lugar donde las vas a guardar.
  8. Cuando estés listo (a) para sembrar tus semillas, la manera de saber si las que tienes guardadas van a germinar es colocar las que vas a sembrar en un envase de agua de un día para otro. Las que se queden en el fondo germinarán; las que floten no.

Cuando compren sobres de semillas en el supermercado, jardinerías u otro lugar, es importante que verifiquen la fecha de expiración en el sobre y siempre sigan las recomendaciones de siembra que les indican. Otro detalle importante es su procedencia, ya que de esta manera evitamos comprar semillas alteradas. En Puerto Rico tenemos varias personas que se están dedicando a vender semillas. Esas deben ser nuestra primera opción. En las estaciones experimentales de la Universidad de Puerto Rico pueden conseguir buenas semillas y en las oficinas de Servicio de Extensión Agrícola que están ubicadas en la mayoría de los pueblos pueden recibir excelente información sobre como germinar, propagar o cultivar en sus huertos.

Queremos ser parte de este movimiento de intercambios y educación para lograr contribuir con un granito a nuestra necesidad de seguridad alimentaria. Continuaremos realizando estas actividades con diferentes grupos de apoyo para lograr motivar a la mayor cantidad de personas a preparar sus huertos. Les invito a visitar la Plaza del Mercado de Las Piedras a ver un huerto urbano que ha sido preparado por un grupo de jóvenes para demostrar cuán sencillo puede ser hacerlo en sus hogares.

Foto de una feria con intercambio de semillas

Si desean más información sobre este tema u otro relacionado a la agricultura, pueden comunicarse al 787-647-7171. También, nos pueden visitar en la Plaza del Mercado de Las Piedras en la Oficina de Agricultura Municipal

 

Página anterior;