imagen de portada de revista de diciembre de 2013

La Cosecha de Agua de Lluvia

Por: Max Pérez Padró Instituto de Permacultura de Puerto Rico

Página anterior;

 

 

 

imagen de una persona aguantando una gota de lluvia, gigante, en la palma de la mano

La cosecha de agua de lluvia es una técnica que se utiliza para capturar el agua que cae del cielo a través de la lluvia. En los tiempos antiguos, las personas de la sociedad romana, por ejemplo, cosechaban y almacenaban el agua de lluvia en cisternas o recipientes que construían. Recogían el líquido y lo almacenaban en aquellos lugares donde el agua era limitada por la falta de lluvia. Este sistema cumplía con dos propósitos:

  1. Usar el agua para fines domésticos.
  2. Aprovechar la evaporación del agua en las lagunas para mejorar el microclima y acondicionar el aire.

Nuestros antepasados y antepasadas también se las ingeniaron para poder disfrutar del preciado líquido en tiempo de escasez. Para ello, construían unos grandes cajones de cemento (cajas de agua) que recibían la precipitación del agua a través de los techos de sus casas. Esto facilitaba el escurrimiento del agua directamente del techo hasta la caja de agua, lugar donde se almacenaba.

A medida que ha pasado el tiempo, puedes observar que el costo del agua ha ido aumentando cada día más y más. Los recursos de agua disponibles que existen en la actualidad han ido disminuyendo a causa de los cambios climáticos, la contaminación de los cuerpos de agua y de su uso desmedido. Detente a pensar por un momento… ¿Qué pasaría si de repente nuestro planeta se quedara sin agua? ¿Podremos sobrevivir sin este elemento tan importante?

Tienes que empezar a cosechar el agua de lluvia si deseas disponer de este líquido en el futuro. Para ello te recomendamos hacer lo siguiente:

  1. Diseña e instala un sistema de recogido de agua de lluvia en tu hogar.
  2. Es necesario que consideres el techo de tu casa como una buena fuente para capturar el agua.
  3. Asegúrate de que el techo esté libre de contaminantes, como el mercurio que traen algunos selladores de techo o el plomo que puede haber en las pinturas que se aplican en él.
  4. Si no tienes seguridad de que el techo esté libre de estos contaminantes, lava bien su superficie y aplica un nuevo sellador que indique que no contiene tóxicos. Actualmente puedes encontrar algunos productos ecológicos muy buenos en el mercado. Pide siempre que te ayuden y que te orienten para que puedas hacer una buena selección.
  5. Un techo promedio de 2,000 pies cuadrados te proveerá el agua suficiente para una familia de 6 personas.
  6. Si vives en una zona árida podrás obtener el agua necesaria de acuerdo a la precipitación en la zona.
  7. Para obtener la información sobre cuánta es la precipitación en tu área, puedes verificar los Registros Meteorológicos de donde vives y hacer los cálculos más precisos.
  8. Si la precipitación del agua del techo de tu casa es apropiada, dirígela por medio de canaletas o tuberías hacia el punto de recolección para almacenarla.
  9. Si el techo tiene tubos de desagüe, puedes conectarlos con recibidores preparados con drones de plástico de 55 galones.
  10. Coloca una malla de “fiberglass” de las que se utilizan para los “screens” de ventanas.
  11. Esta malla será el primer filtro que recibirá el agua de lluvia colectada en los drones.
  12. Cada dron de plástico o recipiente deberá ser conectado por nivel y este servirá como el almacenamiento del agua de lluvia.
  13. Puedes utilizar tubería de PVC de 1 pulgada de diámetro.
  14. Esta tubería puede ser conectada con un sistema de bombeo similar a los que se usan en las cisternas, de manera tal que el agua pueda ser presurizada, dar servicio a la casa o enviar el agua colectada a una cisterna que esté en un lugar más elevado o enviarla a una que sea más grande.
  15. El agua que se cosecha en esos drones es agua cruda, o sea, que ha sido almacenada según ha caído del cielo. Puedes utilizarla como está para limpiar la casa, bañarte o para regar las plantas, huerto o tu jardín.
  16. Si consideras tomar el agua de lluvia que ya tienes almacenada, debe ser potabilizada por medio de un filtro de carbón activado o por uno de arena o por el proceso de osmosis reversible.

Algunas de las ventajas de cosechar el agua de lluvia son las siguientes:

  1. El agua de lluvia es gratis.
  2. En nuestra isla llueve constantemente.
  3. Si tratas el agua adecuadamente, la puedes ingerir sin ningún problema.
  4. Si cosechas el agua de lluvia, puedes ahorrar en la factura y en el consumo del agua de acueductos.
  5. Al tener un sistema propio de recogido de agua, te aseguras de la calidad del agua que consumes y no tienes que esperar por una agencia que te garantice su calidad.
  6. En caso de un desastre natural, tienes una reserva de agua disponible para abastecerte si se interrumpe el servicio público.
  7. No dependes de terceras personas o entidades para disponer del agua.

Mejora tu salud y tu calidad de vida. Al cosechar el agua de lluvia haces una conexión más fuerte con la Madre Tierra, desarrollas un sentido de gratitud y recibes la bendición de poder disfrutar de este estimado líquido.

Para más información conéctate a www.permaculturapuertorico.org o comunícate al 787-613-3250 o al 787-846-4505.

Página anterior;