portada abril 2011 pequeña

La conservación de los manatíes y de sus áreas de refugio

manaties en puerto rico

Por: Nilda Jiménez Marrero PhD

Página anterior;

Los manatíes son mamíferos marinos costeros. Se alimentan de hierbas marinas y necesitan agua dulce como parte de su dieta. El agua dulce la obtienen de ríos, quebradas y descargas de plantas de tratamiento de aguas usadas. Los estudios de telemetría hechos en Puerto Rico indican que se mueven entre las áreas de forraje (de búsqueda de alimentación), las fuentes de agua dulce y las áreas de refugio. Las áreas de refugio son utilizadas para descansar, buscar protección y sustentar sus crías. `

El manatí Antillano, Trichechus manatus, es una especie que al presente se encuentra en peligro de extinción. Es muy poco lo que se sabe de la población que habita Puerto Rico. Los estudios de telemetría, cuya información aún no ha sido completamente analizada, dan una idea de los patrones de movimiento, frecuencia y tipo de uso que dan a ciertas áreas. Estos estudios se llevaron a cabo en Fajardo, Mayagüez y Guayanilla. Además de los estudios de telemetría, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS por sus siglas en inglés) ha estado llevando a cabo censos aéreos alrededor de la isla para establecer la distribución de los manatíes desde 1983. La Red Caribeña de Varamientos (RCV), de forma segmentada, también ha hecho censos en varios sectores de la isla. El estimado de la población total de manatíes en Puerto Rico es algo que se desconoce con precisión y en lo que ambas agencias, el Departamento de Recursos Naturales y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, están trabajando.

El rango del número de manatíes avistados durante un censo es de 20 a 113 con un promedio de 59 animales observados por censo. A pesar de que estos datos no se obtuvieron para cuantificar la población de manatíes en Puerto Rico, sí es un indicador de que la población no es grande.

Del 2000 al 2010 se han reportado 65 casos de muerte de manatíes. La Gráfica 1 muestra las causas de muerte reportadas para dicho periodo. La Figura 1 muestra la distribución de los casos alrededor de la isla. De las causas identificadas, las crías dependientes son la causa principal, seguida por enfermedades y el impacto de embarcaciones. Un factor que afecta la interpretación de estos datos es el gran número de casos para los cuales la causa de muerte no pudo ser determinada (34%). Sin embargo, se interpreta de estos datos que un aspecto que se debe atender para la conservación de los manatíes es la presencia de embarcaciones en las áreas donde habitan y la conservación de las zonas utilizadas como refugio, en particular aquéllas usadas por madres y crías. Las embarcaciones causan daño directo por impactos, perturban su hábitat, lo cual tiene el efecto de reducirlo, y provocan la separación de madre y cría. La conservación de los manatíes y de sus áreas de refugio Gráfica.

Con el fin de conservar, proteger y preservar esta especie, es imprescindible designar áreas de conservación enfocadas en ella. De los datos de censos aéreos, se pueden identificar las áreas utilizadas frecuentemente por los manatíes y donde se encuentra la mayor cantidad de individuos. La Figura 2 muestra dichas áreas. Las áreas circuladas en rojo, Bahía de Jobos y el área de Ceiba, son aquéllas donde hay mayor cantidad de avistamientos. Las áreas amarillas son otras donde se observan frecuentemente los manatíes.

¿Qué podemos hacer?
  • En aguas llanas, menos de 10 pies, reduzca la velocidad de la embarcación.
  • Si detecta un manatí en el área, reduzca la velocidad a 5 mph y conduzca la embarcación fuera de donde está el manatí.
  • Siempre manténgase alerta a las aguas por donde navega, de forma que pueda detectar la presencia de manatíes y otras especies.
  • Si observa un manatí mientras está en el agua, obsérvelo pasivamente, no lo persiga, ni lo toque.
  • No tire basura al agua, ésta es ingerida por ellos y puede causarle la muerte.
  • Descarte adecuadamente los materiales de pesca. Las líneas de pescar, las sogas y las redes se enredan en su cuerpo provocando lesiones, infecciones, amputaciones y hasta la muerte.
  • Utilice gafas polarizadas mientras está en una embarcación. Éstas ayudan a detectar mejor los manatíes, las áreas llanas y cualquier obstáculo en el mar.
  • No ancle en hierbas marinas.
  • Para reportar algún incidente con un manatí o un animal varado o muerto, llame al Cuerpo de Vigilantes al 787-724-5700.

Los manatíes son mamíferos marinos costeros. Se alimentan de hierbas marinas y necesitan agua dulce como parte de su dieta. El agua dulce la obtienen de ríos, quebradas y descargas de plantas de tratamiento de aguas usadas. Los estudios de telemetría hechos en Puerto Rico indican que se mueven entre las áreas de forraje (de búsqueda de alimentación), las fuentes de agua dulce y las áreas de refugio. Las áreas de refugio son utilizadas para descansar, buscar protección y sustentar sus crías. `

El manatí Antillano, Trichechus manatus, es una especie que al presente se encuentra en peligro de extinción. Es muy poco lo que se sabe de la población que habita Puerto Rico. Los estudios de telemetría, cuya información aún no ha sido completamente analizada, dan una idea de los patrones de movimiento, frecuencia y tipo de uso que dan a ciertas áreas. Estos estudios se llevaron a cabo en Fajardo, Mayagüez y Guayanilla. Además de los estudios de telemetría, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS por sus siglas en inglés) ha estado llevando a cabo censos aéreos alrededor de la isla para establecer la distribución de los manatíes desde 1983. La Red Caribeña de Varamientos (RCV), de forma segmentada, también ha hecho censos en varios sectores de la isla. El estimado de la población total de manatíes en Puerto Rico es algo que se desconoce con precisión y en lo que ambas agencias, el Departamento de Recursos Naturales y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre, están trabajando.

El rango del número de manatíes avistados durante un censo es de 20 a 113 con un promedio de 59 animales observados por censo. A pesar de que estos datos no se obtuvieron para cuantificar la población de manatíes en Puerto Rico, sí es un indicador de que la población no es grande.

Del 2000 al 2010 se han reportado 65 casos de muerte de manatíes. La Gráfica 1 muestra las causas de muerte reportadas para dicho periodo. La Figura 1 muestra la distribución de los casos alrededor de la isla. De las causas identificadas, las crías dependientes son la causa principal, seguida por enfermedades y el impacto de embarcaciones. Un factor que afecta la interpretación de estos datos es el gran número de casos para los cuales la causa de muerte no pudo ser determinada (34%). Sin embargo, se interpreta de estos datos que un aspecto que se debe atender para la conservación de los manatíes es la presencia de embarcaciones en las áreas donde habitan y la conservación de las zonas utilizadas como refugio, en particular aquéllas usadas por madres y crías. Las embarcaciones causan daño directo por impactos, perturban su hábitat, lo cual tiene el efecto de reducirlo, y provocan la separación de madre y cría. La conservación de los manatíes y de sus áreas de refugio Gráfica

Con el fin de conservar, proteger y preservar esta especie, es imprescindible designar áreas de conservación enfocadas en ella. De los datos de censos aéreos, se pueden identificar las áreas utilizadas frecuentemente por los manatíes y donde se encuentra la mayor cantidad de individuos. La Figura 2 muestra dichas áreas. Las áreas circuladas en rojo, Bahía de Jobos y el área de Ceiba, son aquéllas donde hay mayor cantidad de avistamientos. Las áreas amarillas son otras donde se observan frecuentemente los manatíes.

¿Qué podemos hacer?
  • En aguas llanas, menos de 10 pies, reduzca la velocidad de la embarcación.
  • Si detecta un manatí en el área, reduzca la velocidad a 5 mph y conduzca la embarcación fuera de donde está el manatí.
  • Siempre manténgase alerta a las aguas por donde navega, de forma que pueda detectar la presencia de manatíes y otras especies.
  • Si observa un manatí mientras está en el agua, obsérvelo pasivamente, no lo persiga, ni lo toque.
  • No tire basura al agua, ésta es ingerida por ellos y puede causarle la muerte.
  • Descarte adecuadamente los materiales de pesca. Las líneas de pescar, las sogas y las redes se enredan en su cuerpo provocando lesiones, infecciones, amputaciones y hasta la muerte.
  • Utilice gafas polarizadas mientras está en una embarcación. Éstas ayudan a detectar mejor los manatíes, las áreas llanas y cualquier obstáculo en el mar.
  • No ancle en hierbas marinas.
  • Para reportar algún incidente con un manatí o un animal varado o muerto, llame al Cuerpo de Vigilantes al 787-724-5700.

 


grafica mortandad manati
Gráfica 1. Causa de muerte de los casos de manatíes varados del 2000 al 2010 (Datos de la Red Caribeña de Varamientos (RCV) y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA))
grafica de dsitribucion de baramientos de manaties
Figura 1. Distribución de casos de varamientos de manatíes en Puerto Rico del 2000 al 2010 (Datos del DRNA y la RCV).
grafica de distribucion de manaties de puerto rico
Figura 2. Distribución de manatíes alrededor de Puerto Rico. Los círculos rojos muestran las áreas de mayor concentración, los amarillos muestran áreas secundarias donde se observan manatíes frecuentemente. (Datos de censos del USFWS del 1983 al 2002. Mapa béntico: U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration. National Ocean Service. National Centers for Coastal Ocean Science Biogeography Program. 2001. Benthic Habitats of Puerto Rico and the U.S. Virgin Islands. Silver Spring, MD.)


Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773