Nuestro Abruña patenta nueva ventana ecológica

 

Por: Fernando Abruña

Página anterior;

Imagen mostrando el funcionamiento de la ventana patentizada y ecológica
Esquema gráfico que ilustra la configuración de las nuevas ventanas BrightShade, motivo de la reciente emisión de una patente en Estados Unidos

El martes, 2 de septiembre, se publicó en la Oficina de Patentes de Estados Unidos, de forma oficial, la patente US 8,820,010 para un nuevo tipo de ventana ecológica y de eficiencia energética desarrollada en Puerto Rico. Esta ventana, inventada por nuestro asesor editorial, el arquitecto Fernando Abruña, junto al fabricante, el ingeniero Chico Sosa de la compañía Valcor, ha sido bautizada con el nombre BrightShade por incorporar la iluminación natural y la protección solar en una misma unidad.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a nuestro colaborador en sus hermosas oficinas en el Viejo San Juan. Nos confiesa el arquitecto que el diseño de la ventana mimetiza la naturaleza como base científica para su desempeño. La ventana está inspirada en los ojos de un camello, los cuales están dotados con ¡tres párpados! Uno de ellos es delgado y transparente para protegerlo de las tormentas de arena en el desierto. Utilizando este modelo, Abruña desarrolló la ventana, la presentó a Sosa, entre los dos desarrollaron varios prototipos, basados tanto en la experiencia de diseño del arquitecto como en la de fabricación del ingeniero, y procedieron a patentarla.

Foto del inventor Abruña mostrando la ventana

A nuestra pregunta sobre qué hace especial esta ventana, Abruña nos contestó:

La ventana consiste en módulos que constan de tres celosías de vidrio y una bandeja de sombra, en aluminio cada una. La bandeja de sombra actúa como un párpado que arroja sombra sobre las celosías. BrightShade es en realidad la evolución de las ventanas de celosías tradicionales que utilizamos en el Caribe, pero con beneficios adicionales.

CV: ¿Cuáles son esos beneficios?

FA: Bueno… Es una ventana que te ofrece seguridad contra robos, te permite ventilar de forma natural el espacio interior mitigando el paso del calor del sol, puedes cerrarla para usar acondicionador de aire sin perder la iluminación natural, reduce tus consumos de electricidad y, en caso de huracanes, también te ofrece la seguridad de una tormentera. Es una ventana que incorpora todas las necesidades energéticas y ambientales que necesitamos en el Caribe en una misma unidad.

CV: ¿Cómo determinaron su eficiencia?

FA: Desarrollamos un modelo computarizado que muestra qué porciento de la ventana se mantiene en sombra con las bandejas de aluminio. Esto lo hicimos para cada hora del día y para todos los meses del año. La sombra generada hace que un acondicionador de aire tenga que trabajar menos para enfriar una habitación. Los ahorros por motivo de este consumo menor de energía permiten recuperar el costo de la inversión de la ventana en menos de cuatro años.

Abruña nos explicó que durante tres años hicieron cuatro prototipos diferentes para ponerlos a prueba.

Le preguntamos:

CV: ¿Más allá de los prototipos, han hecho alguna instalación en algún edificio donde se puedan corroborar los cálculos que hicieron?

FA: Gracias por la pregunta… Hicimos unas correcciones a base de unas pruebas que un especialista en ciencias de edificación de Arizona le hizo a las ventanas y ya tenemos un producto terminado. Recientemente, hicimos una instalación exitosa en un proyecto de vivienda de interés social (EcoHab de la compañía Verde Homes) para HUD. Solo para que tengas un sentido de escala, mediante el uso de estas ventanas y el uso de material de aislamiento en paredes y techos, logramos enfriar la casa en su totalidad con una unidad de tan solo 15,000 Btuh.

CV: ¿15,000 Btuh? ¿No es eso lo que comúnmente se usa en una habitación?

FA: Efectivamente…así de eficientes resultaron estas casas con la aislación y las ventanas BrightShade.

Foto de una casa con las ventanas instaladas

Abruña y Sosa pondrán a la disposición del sector consumidor puertorriqueño esta ventana reconocida en el gremio de la industria de la construcción como una nueva opción para el trópico. Esta iniciativa demuestra que Puerto Rico es capaz de innovar, aún en condiciones adversas, siempre que se unan los esfuerzos del talento local.

En la revista Corriente Verde nos enorgullecemos de contar con el Dr. Abruña como nuestro asesor editorial y colaborador ¡y lo felicitamos por tan importante logro!

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773