portada abril 2013 pequeña

Reciclaje de Plástico: errores comunes

foto de 4 zafacones para reciclar papel, crista,l metal y plastico

Por: Dra. Sandra Cruz-Pol, Catedrática del Depto. Ing. Eléctrica y Computadoras y Directora de Campus Verde Colegial, en UPR-Mayagüez

Página anterior;

Uno de los mayores retos para establecer un programa de reciclaje es lograr que la gente recicle correctamente. Es común que las personas, usualmente con la mejor intención, tiren plásticos que no se pueden reciclar a los zafacones de reciclaje, contaminando así el material a reciclarse. El error más común es tirar vasos y sorbetos plásticos.

¿Por qué no se pueden echar vasos, sorbetos y otros plásticos al reciclaje?

Aunque de primera instancia nos parezca que todos los plásticos son iguales, hay muchas variedades de materiales a todos los cuales conocemos como plástico. La característica común es que prácticamente todos los plásticos y el estireno son derivados del petróleo, pero cada uno tiene propiedades distintas como, por ejemplo, la temperatura a la cual se derrite y las veces que se puede triturar para reciclar sin que deprecie su calidad.

Por estas razones, es indispensable saberlos clasificar. Busca el símbolo de reciclaje triangular con el número en el fondo de las botellas. Las compañías de reciclaje invierten una gran cantidad de dinero en maquinaria para derretir y reciclar plástico. Otras compañías simplemente exportan el material a países que los utilizan como materia prima para hacer otros productos.

En Puerto Rico, la gran mayoría de las compañías sólo acepta plástico tipo #1 y #2.

Plásticos tipo 2

Las botellas de agua, de bebidas, de leche, de detergentes y de productos de higiene, usualmente, caen dentro de estas dos categorías (tipo 1 y 2) y, por lo tanto, se pueden reciclar o reutilizar. Recuerda quitar las tapas, pues usualmente son plástico tipo 5.

Echar plásticos tipo #3 y #5, como sorbetos y vasos, en un recipiente de botellas plásticas equivale a contaminar el material y arruinarlo. Una sola botella tipo #3 mezclada con 10,000 botellas tipo #1 puede arruinar la mezcla al derretirse toda la destinada a reciclarse!

Bolsas Plásticas

A pesar de que muchas bolsas plásticas son plástico tipo #2, no deben incluirse en el reciclaje con las botellas debido a que son bien difíciles de reciclar pues se enredan en las máquinas de reciclaje. Es mejor separarlas y reciclarlas aparte. Lo mejor para el planeta es no usarlas: usar bolsas de tela para las compras en supermercados y tiendas, y usar bolsas biodegradables para el zafacón (que se consiguen en varias tiendas naturales). Si se te olvidan las bolsas en el auto, regresa a buscarlas o lleva bolsitas doblables en el bolsillo. Considera que anualmente mueren miles de ballenas, delfines, tortugas y otros animales debido a que confunden las bolsas con aguas vivas y las ingieren.

Vinilo: Plásticos tipo 3 Por otro lado, el plástico #3 es vinilo (en inglés, vinyl), el cual es muy tóxico para la salud y el ambiente y no es fácil de reciclar. La mayoría de los sorbetos plásticos están hechos de este material y por lo tanto NO se deben tirar en los recipientes de reciclaje. Este tipo de plástico se caracteriza por su flexibilidad. Sin embargo, múltiples estudios lo han asociado a daños en las funciones de los pulmones, aumento de peso, resistencia a insulina, algunos tipos de cáncer, defectos de nacimiento, bronquitis crónica, úlceras, fallos en la visión y baja cuenta de esperma, lo que afecta la fertilidad, entre otros.

¡Una sola botella tipo #3 mezclada con 10,000 botellas tipo #1 puede arruinar la mezcla al derretirse toda la destinada a reciclarse!

Plásticos tipo 4,5,6

Los vasos plásticos y los envases de margarina, yogurt, etc., usualmente son plásticos tipo 4, 5 o 6 y, por lo tanto, NO se pueden reciclar en Puerto Rico (consulte con su compañía de reciclaje para ver si sus especificaciones cambian).

Además, muchos de ellos han sido relacionados con enfermedades, incluyendo cáncer (Ver detalles en la tabla en este enlace http:// www.ecologycenter.org/factsheets/ plastichealtheffects.html). Trata de comprar productos que vengan en recipientes de vidrio, es más saludable y los puedes usar para guardar jaleas hechas en casa u otras recetas.

Por eso es tan importante buscar alternativas como vasos de papel, cartón, platos y vasos biodegradables hechos de desechos vegetales como maíz, papas o bambú, o preferiblemente de cerámica o loza. Sale más económico usar vajilla que se pueda fregar y reusar.

El “foam” y TODO lo demás: Plásticos tipo 7

La categoría #7 recoge todos los otros materiales plásticos que no entran en las primeras 6 categorías, incluyendo el poliestireno o “foam” (Styrofoam®). Este último es sumamente tóxico, habiendo sido asociado a enfermedades respiratorias, gastro-intestinales, del sistema nervioso (fatiga, nerviosismo, dificultad para dormir), y a una baja en conteo de hemoglobina, entre otras. También, estudios científicos demuestran que los estirenos causan cáncer en animales de laboratorio.

El problema es que los vasos y platos hechos de poliestireno sueltan ‘estirenos’ a la comida, la cual es ingerida por las personas. Mientras más caliente la comida que se sirve más infiltra estos químicos a los alimentos que ahí se sirven, y lo mismo si se usan en el horno microondas. Otro problema grave es que este material nunca se biodegrada, permaneciendo eternamente en la naturaleza; se sigue partiendo en pedazos microscópicos que son ingeridos por animales pequeños y, así, se infiltran en la cadena alimenticia hasta llegar al ser humano. También es un material muy difícil de reciclar.

Tal vez, en parte, por el uso de tanto plástico hoy día, hay 3 veces más cáncer que hace 100 años, incluso en niños pequeños, quienes son más susceptibles al efecto de estos químicos debido a que sus órganos están en desarrollo.

Otro problema grave es que este material nunca se biodegrada, permaneciendo eternamente en la naturaleza; se sigue partiendo en pedazos microscópicos que son ingeridos por animales pequeños y, así, se infiltran en la cadena alimenticia hasta llegar al ser humano.

Reciclar Correctamente

En fin, el reciclar incorrectamente puede traer consigo malas consecuencias, incluyendo el que la compañía recolectora decida dejar de venir a recoger el material a reciclarse para minimizar sus pérdidas.

El reciclar correctamente ahorra mucha energía y recursos, y disminuye el volumen de basura en los vertederos, disminuyendo así el metano que estos producen y su efecto en el calentamiento global. Otros datos importantes:

  • La vasta mayoría de las botellas plásticas se produce con resina que viene del petróleo. ¡En China se ahorran 37 millones de barriles de petróleo anualmente desde que prohibieron las botellas plásticas!
  • La mayoría de las botellas no se recicla para convertirlas en botellas nuevas, sino que se reutiliza para hacer bolsas, alfombras, frisas y otros productos. O sea, que reciclar botellas no evita que se sigan produciendo más botellas del petróleo.
  • Una botella plástica tarda más de 500 años en descomponerse. Los residuos plásticos no son biodegradables, así que, si no son recuperados o reciclados, le causan gran daño a la tierra y a la fauna. ¡Somos parte de la fauna!
  • ¡La mayoría del agua embotellada es agua de la pluma! Es preferible que compres un filtro de agua y llenes botellas con agua filtrada. ¡Ahorrarás mucho dinero y estarás ayudando a tu salud y al Planeta!

Ventajas del reciclaje:

  • Reduce la necesidad de los vertederos y de la incineración.
  • Ahorra energía y evita la contaminación causada por la extracción y el procesamiento de materiales vírgenes, así como por la manufactura de productos a partir de materiales en su estado original.
  • Disminuye las emisiones de gases de invernadero, que son las que contribuyen al calentamiento global.
  • Conserva los recursos naturales.
  • Ayuda a sostener el medioambiente para generaciones futuras.

¡Recuperar dos toneladas de plástico equivale a ahorrar una tonelada de petróleo!

Mejor que reciclar

Sin embargo, siempre debemos recordar que, más importante y beneficioso que reciclar, es reducir. Por ejemplo, evita usar agua embotellada y así no tendrás que pensar en dónde reciclarla. Las botellas de plástico contienen químicos, algunos de los cuales pueden infiltrarse en el agua que tomas (ej. antimonio, pthalatos y bisfenol-A). Estos pueden acumularse en tu cuerpo, lo que ha sido asociado a varios problemas de salud mencionados anteriormente, incluyendo diabetes, obesidad y cáncer.

Sólo tenemos un planeta y ya está dando graves señales en todas las partes del globo terráqueo de un desbalance climatológico debido a nuestras prácticas del diario vivir. Nos toca a todos y todas, como buena ciudadanía, cuidar el planeta que dejamos a las futuras generaciones, lo que requiere cambios en lo que acostumbramos hacer. Es hora de re-evaluarnos y de modificar nuestra conducta, de instruirnos y de aprender a cómo reciclar y reducir. A la larga, todos y todas nos beneficiaremos.

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773