portada abril 2013 pequeña

 

Reciclaje de Orgánicos Fermentados

foto de ametrial organico en proceso de fermentacion

Por: Ing. Carlos E. Pacheco Irizarry

Página anterior;

 

El reciclaje1 de los desperdicios sólidos en Puerto Rico está estancado. En el 1978 se creó la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS), organismo encargado de lidiar con los desperdicios sólidos en el país. Luego de once (11) leyes sobre el tema, multimillonarias asignaciones de presupuesto y 34 años de gestión, apenas reciclamos el 10%. La meta de desvío2 del 35% no se ha logrado y ahora es desplazada para el 2016. ¿Podremos lograrla? Este escrito presenta una técnica simple y ejecutable para reciclar los residuos de alimentos, los que, junto con el material vegetativo, representan una tercera3 parte de los desperdicios sólidos generados en el país.

El sector de los desperdicios orgánicos es el menos trabajado, al que se le ha prestado muy poca importancia y, sin embargo, el que más posibilidades tiene de incrementar las tasas de reciclaje. Las prioridades para el manejo de los desperdicios sólidos establecidas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA), e incorporadas por ADS en la Ley 704, son claras y en el siguiente orden de importancia:

        1. Reducir,
        2. Reusar,
        3. Reciclar,
        4. Compostar,
        5. Convertir a energía y
        6. Disponerlos en los sistemas de rellenos sanitarios (SRS).

Esfuerzos encomiables como Basura Cero procuran que no tengamos que utilizar las estrategias de conversión a energía (incineración) y disposición en vertederos, ambas con mucha justificada resistencia por la competencia con las actividades de reciclaje5 y la contribución al calentamiento global. También hay que reconocer el esfuerzo de ADS en añadir el Capítulo IX del Reglamento de Reciclaje que prohíbe la disposición final en los sistemas de rellenos sanitarios (SRS) del material vegetativo y las paletas de madera.

Básicamente, las limitaciones para el reciclaje de orgánicos se fundamentan en la falta de infraestructura, de reglamentación apropiada para su manejo, de apoyo gubernamental y en lidiar con un sustrato de difícil manejo. El desviar los orgánicos y convertirlos en materia prima generaría oportunidades empresariales, como las que discutimos más adelante.

La recolección representa uno de los costos principales del manejo de los desperdicios sólidos6. En la medida en que tengamos que separar los materiales potencialmente reciclables en diferentes sustratos (cartón, periódicos, plásticos, metales, etc.), es más costoso el recogido. Actualmente, el público, consciente de esta situación y con una preocupación moral por detener el desperdicio de recursos, hace su parte y transporta los reciclables a los centros de acopio. Lamentablemente, no muchos participan de este esfuerzo. Ahora bien, reciclar residuos de comida en un centro de acopio sería una práctica no recomendable de realizar debido a la putrefacción de este material en cuestión de horas por nuestras condiciones tropicales. Con miras a reducir costos de transporte, la ADS muy apropiadamente, incentivó a varios municipios en la recuperación casa por casa de reciclajes mezclados. Esta es una forma fácil para quien genera la basura (residencia, comercio, institución, industria) de disponer de los reciclables. Una vez así recolectados, van a ser procesados, lo7 que constituye el segundo costo más importante en el desvío de los desperdicios sólidos en una planta separadora. Mediante maquinaria, fuerza obrera e ingenio, se dividen los materiales en los principales grupos: plásticos, papel, cartón, metales, etc. El mezclar los orgánicos en este recipiente de materiales reciclados contamina los productos así separados y prácticamente cancela la eficiencia esperada. De esta forma, se hacen dos (2) recogidos diferentes por camiones, lo que, aunque incrementa el costo, también aumenta la calidad y cantidad de los reciclables. Añadir un tercer recipiente y recogido para recolectar los orgánicos y vegetativos mezclados es nuestra próxima frontera. Este esfuerzo aumentaría significativamente las tasas de reciclaje del país. Lamentablemente, en este momento no tenemos la infraestructura necesaria para compostar todo este material y los contratos entre municipios y acarreadores se fundamentan en unidades de vivienda recolectadas y no en tonelaje desviado, lo que no permite una justa repartición del presupuesto.

La propuesta entonces es, ¿cómo colectar eficientemente los desperdicios orgánicos y cómo procesarlos y convertirlos en un producto útil y rentable? Aquí es que entra el reciclaje de orgánicos fermentados con el objetivo de facilitar el recogido y el procesamiento de la recuperación selectiva de este sustrato. Esto se logra alargando los tiempos de recogido, evitando la putrefacción mediante la fermentación y facilitando el eventual procesamiento de este sustrato. La utilización de material carbónico, en este caso el pergamino del café inoculado con organismos eficientes (bokashi)8, permite que el recipiente mantenga unas condiciones sanitarias apropiadas sin la generación de olores objetables, ni propagación de insectos por espacio de dos semanas en un recipiente cerrado. Innumerables pruebas realizadas por otros y por mi oficina así lo confirman.

Un modelo como primera fase y de fácil implementación sería la creación de un servicio incentivado de recogido selectivo de orgánicos en restaurantes, cafeterías, hospitales, escuelas, centros comerciales o lugares donde se concentran los residuos de alimentos. Los usuarios del servicio recibirían contenedores de 30 galones con ruedas y el material inoculante. El contenedor de color verde y debidamente rotulado recibirá solamente los residuos orgánicos de cocina y desechos de alimentos. El usuario depositará inoculante bokashi al final de la jornada laboral luego de comprimir los residuos para ganar espacio y sacar aire entre las vanos formados. El proceso de fermentación es anaerobio (sin oxígeno) por lo que, mientras más compactado, más capacidad se le gana al contenedor. El generador paga por el número de contenedores que se ajusta a sus necesidades para un recogido bi-semanal. El suplidor del servicio entonces entrega recipientes limpios y recoge los llenos para la transformación de esta materia.

El procesamiento puede ser mediante composta, digestión anaerobia y/o fermentación adicional para sustraer la parte líquida, pasteurizar, preparar enmiendas foliares y convertir en píldoras (pellets) para la alimentación de animales. En fin, una serie de posibilidades, todas que aportan empleos, reducen importaciones y generan actividad económica con un gran impacto multiplicador.

En la planta de composta (proceso) los contenedores son lavados y desinfectados con vapor, se reparan los dañados y se retornan a los generadores en el momento del recogido de los desperdicios de comida inoculados con bokashi.

En resumen, el reciclaje de orgánicos fermentados tiene el potencial de facilitar al generador la separación en la fuente, realizar recogidos en una forma más eficiente y sanitaria, permitiendo alargar los tiempos de recolección y aligerar el procesamiento y, por consiguiente, reducir los costos del manejo de la materia orgánica. En un próximo artículo discutiremos las potenciales industrias que se pueden crear alrededor de este proceso, principalmente en la agricultura.

1 Recuperación de materiales descartados para convertirlos en otros o el mismo producto.

2 Cuando evitamos que los desechos lleguen a los vertederos mediante gestiones de reducción, reúso, reciclaje y compostaje.

3 Wehran- Puerto Rico, Junio 2003 (20.40% vegetativos, 12.90% orgánicos)

4 Ley para la Reducción y el Reciclaje de los Desperdicios Sólidos en P.R., Sept. 18, 1992.

5 http://m.dialogodigital.com/index.php/Amenazado-el-reciclaje-en-Europa-por-la-proliferacion-de-incineradoras.html

6 http://www.epa.gov/wastes/conserve/tools/localgov/economics/
collection.htm

7 http://www.epa.gov/wastes/conserve/tools/localgov/economics/
processing.htm

8 Palabra japonesa para la fermentación de orgánicos mediante la utilización de organismos eficientes

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773