portada abril 2013 pequeña

Reducción, Reúso y Reciclaje: Una Ecuación Sencilla

foto de materiales desechados

Por: Brenda Reyes Tomassini Especialista en Asuntos Públicos, EPAlogo EPA

Página anterior;


Uno de los retos ambientales de mayor envergadura que enfrenta Puerto Rico es el problema del manejo y disposición de los desperdicios sólidos. Con la proliferación de vertederos clandestinos y con sólo una veintena de vertederos y/o sistemas de relleno sanitario disponibles para recibir la basura de 78 municipios, se hace imperante la necesidad de adoptar estrategias de reducción, reúso y reciclaje en nuestros hogares. Como dato curioso, aunque la Isla registra un decrecimiento en su población, muestra un aumento en toneladas de basura. Información de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (2007) apunta a que en Puerto Rico la gran mayoría de la basura que reciben nuestros vertederos podría ser reciclada o compostada. Es por esto que el consumidor o consumidora individual juega un rol muy importante en las medidas para reducir la generación de desperdicios sólidos. Con el simple hecho de unos ajustes y cambios en nuestros patrones de consumo, estaríamos contribuyendo a la solución del problema.

La reducción en la fuente es el principio básico para disminuir la cantidad de basura que llega a nuestros vertederos. Al hacerlo, no sólo protegemos y conservamos nuestros recursos naturales, sino que también aminoramos los niveles de contaminación. Pero, ¿como lo hacemos?

He aquí unas ideas prácticas y sencillas para ser más eficientes en el manejo de desperdicios en nuestro hogar y oficina:

  • Verifique el programa de reciclaje y manejo de desperdicios sólidos de su municipio. Solicite una hoja informativa con la descripción y codificaciones del material que reciben para reciclar.
  • Reduzca en la fuente de origen. Compre en envases grandes y, preferiblemente, en material reciclable. Esto reduce el empaque innecesario. Vale la pena ver la codificación que tienen los productos que utilizamos con mayor frecuencia y, de estos no ser reciclables, cambiarlos por unos de menor empaque o reciclables.
  • Recicle lo más que pueda.
  • Reutilice la mayor parte del tiempo en la medida en la que le sea posible.
  • No bote las sobras de comida como la borra del café y las peladuras de viandas. Puede hacer composta con ellas.
  • Lleve sus bolsas propias al supermercado. En Puerto Rico, las bolsas plásticas constituyen el cuarto artículo más encontrado en nuestras playas, de acuerdo con el Informe Nacional de Limpieza de Costas, preparado por Scuba Dogs Society. No sólo afean nuestras costas, sino que también representan un peligro para otras especies y para el ecosistema.
  • Compre de manera inteligente. Procure productos duraderos y/o aquellos confeccionados con material reciclado, al igual que aquellos que no tienen empaque excesivo.
  • Utilice baterías recargables. Las baterías desechables están compuestas de químicos y materiales que tardan mucho tiempo en degradarse en un vertedero.
  • Puede donar ropa a entidades sin fines de lucro como La Fondita de Jesús o el Salvation Army. Esa computadora que usted ya no utiliza y está en buen estado, puede ser útil a una entidad sin fines de lucro o a un centro comunitario. En el caso de consolas de juego y juegos electrónicos, estos pueden donarse a grupos como la Fundación Jugando Más.
  • Utilice botellas de agua reusables.
  • Ajuste su impresora para que imprima por ambos lados del papel.
  • Si va a adquirir una impresora nueva, prefiera aquellas cuyo cartucho de tinta puede ser rellenado.
  • Pague sus cuentas por vía electrónica y solicite el estado de cuenta por correo electrónico.
  • De mantenimiento a sus enseres eléctricos y/o electrónicos.
  • No utilice cubiertos y vajillas desechables. Estos son otros de los artículos que inundan no sólo nuestros vertederos, sino también costas y playas. De ser necesarios, prefiera aquellos que se compostan.
  • Si su agenda lo permite, lleve su propio almuerzo a la oficina, así evitará el empaque excesivo de los lugares de comida rápida.
  • Prefiera las ediciones electrónicas de libros y revistas.
  • Si en su trabajo, la escuela de sus hijos, iglesia o comunidad no hay un programa de reciclaje, anímese y comience uno.

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773