portada dic 2010 pequeña

La seguridad alimentaria en Puerto Rico y la cadena de suministro de alimentos

Por: Myrna Comas Pagán, Ph.D. myrna.comas@upr.edu Departamento de Economía Agrícola y Sociología Rural UPR, RUM, SEA

 

Página anterior;

Las cadenas de suministro de alimentos son consideradas sistemas complejos y altamente vulnerables que manejan productos muy susceptibles a factores ambientales. Esta vulnerabilidad se acrecienta en países como Puerto Rico donde se importan más alimentos de los que se producen y donde los recursos agrícolas no están diseñados para permitir la autosuficiencia.

Para satisfacer la demanda local, en Puerto Rico se importan alimentos que recorren miles de millas desde sus puntos de origen hasta el consumidor y la consumidora. Por sus características particulares, los alimentos deben moverse en un flujo continuo a través de diferentes cadenas. Sin embargo, existen factores que pueden causar interrupciones en este sistema, tales como desastres naturales, huelgas, problemas con suplidoras y hasta guerras y terrorismo.

Los recientes pronósticos sobre aumentos en la temperatura promedio global, los cambios en los patrones de precipitación pluvial y los aumentos en el nivel del mar, así como en la intensidad y la frecuencia de los eventos meteorológicos extremos, representan otros riesgos para las ya vulnerables cadenas de suministro. La disponibilidad de alimentos en la Isla se puede ver afectada por esos factores relacionados con el cambio climático. Éstos pueden tener serias consecuencias sobre las fincas (base de la producción de alimentos) en y fuera de Puerto Rico y sobre los distintos componentes del sistema. Por ejemplo, el aumento en la intensidad y frecuencia de los huracanes puede causar nterrupciones en el transporte marítimo por problemas con el canal de navegación que da acceso al Puerto de San Juan o daños a la infraestructura de los muelles.foto barco

Es responsabilidad del gobierno, de la empresa privada, y de la ciudadanía, en general, establecer estrategias de adaptación para manejar eventos adversos como éstos y organizar cadenas de suministro de alimentos más resistentes a los riesgos (resilientes). Algunos sectores en la Isla ya han comenzado a desarrollar planes de manejo de riesgos, trabajan con la sincronización del sistema y con la reducción de las millas que viaja la comida. Tienen suplidoras alternas y hasta han promovido la creación de acuerdos de colaboración entre el gobierno y la empresa privada para manejarlos. Los ciudadanos y las ciudadanas también deben adoptar estrategias que ayuden a garantizar su seguridad alimentaria, tales como promover el consumo de alimentos producidos en Puerto Rico, establecer huertos caseros y mantener una reserva de alimentos en el hogar.

Página anterior;