Tecnologías innovadoras para el manejo de aguas usadas

 


Por: Fernando Abruña

Página anterior;


Aunque el tema es vasto, limitaré mi intervención a la discusión de aquellas tecnologías para el manejo de aguas usadas que tienen aplicación práctica y económica a nivel de vivienda individual. Este artículo explicará: (1) los conceptos y las definiciones básicas relacionadas con el tema, (2) las tecnologías apropiadas para el reúso de aguas grises y (3) el uso de inodoros de composta que no utilizan agua para su operación.

Comencemos con algunas definiciones que servirán como marco de referencia a nuestra discusión. Los sistemas de agua que operan en una vivienda son:

  1. Suministro de agua potable
  2. Arrastre de aguas negras
  3. Reúso de aguas grises
  4. Disposición de aguas pluviales

Agua potable se refiere a aquella que tiene propiedades de sabor y limpieza que las hacen aptas para el consumo humano sin que ello represente un riesgo de salud. Pueden ser suministradas por la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados o pueden ser aguas procesadas por sistemas de filtración, purificación y desinfección

Las aguas negras son aquellas que típicamente terminan en el sistema de arrastre sanitario de la AAA, en la calle o en un pozo séptico/filtrante. Estas aguas se caracterizan por estar contaminadas comúnmente por heces fecales y por virus, bacterias y otra plétora de patógenos nocivos a la salud del ser humano cuando éstos entran en contacto con ellas. Las aguas negras generalmente provienen de inodoros, urinales, piletas, lavadoras de platos y fregaderos.

Las aguas grises, motivo de este artículo y por lo tanto en las que mayor énfasis haremos, son aquellas que provienen de lavabos, duchas, lavadoras de ropa, fuentes de beber, fuentes decorativas y aguas de condensación en sistemas de refrigeración. Las aguas grises no son potables y por lo tanto no se deben ingerir, pero no están plagadas de los patógenos que caracterizan las aguas negras, siempre que se disponga de ellas de forma rápida y adecuada.

imagen de detalle de trinchera para disposiciones de aguas grises

En países templados, se pueden almacenar las aguas grises por cortos periodos de tiempo. En climas cálidos y húmedos como el nuestro, las temperaturas y humedad son perfectas para que se críen y propaguen múltiples patógenos dañinos a la salud del ser humano y de muchos animales. Es por esta razón que las aguas grises de los diferentes aparatos sanitarios que listamos anteriormente deben disponerse lo más rápidamente posible para evitar estos escenarios. Las aguas grises se inyectan subterráneamente a través de campos de avenamiento según se ilustra en este artículo. Cuando la instalación es remota (en el campo o en fincas aisladas) las aguas grises se pueden derramar superficialmente en suelos con pendientes y con suficiente permeabilidad para evitar que se empocen o encharquen.

Más allá de las instrucciones que hemos dado sobre su disposición, el reúso de aguas grises supone una disciplina adicional. Para que puedan ser útiles y propias para el consumo de plantas y material vegetativo, se deberán usar jabones y detergentes sin fosfatos. Esto no supone una actividad especial u onerosa ya que estos tipos de jabones y detergentes son fácilmente accesibles en los supermercados. Con estudiar la etiqueta de los productos y asegurarse de que no tienen fosfatos (y ya casi ninguno lo tiene) será suficiente. Esto asegura que los sistemas de raíces de las plantas puedan absorber y alimentarse de las aguas grises sin que ello le ocasione daño o detrimento.

Sobre los inodoros de composta lo primero que diremos es que no consumen agua. Estos convierten el excremento humano en composta fértil que puede utilizarse en vegetación ornamental y en plantas que no generen frutos ni sean comestibles.

Aunque existen múltiples marcas y modelos, los inodoros de composta se separan en dos grupos: (1) inodoros de cámara autocontenida, (2) inodoros de cámara remota. Cuando hablamos de cámara nos referimos al lugar donde se almacenan los excrementos.

Foto de inodoro de composta de cámara autocontenida
Inodoro de composta de cámara autocontenida

Los inodoros de cámara autocontenida tienen un depósito dentro del mismo aparato donde el excremento se almacena y el proceso de compostado se lleva a cabo. Le cuesta trabajo a muchas personas acostumbrarse a la idea de que el excremento se queda en el aparato. Para que el proceso de compostado sea exitoso se comienza llenando un 25% del volumen de la cámara con tierra vegetal (“Top Soil”). Esto servirá de base para airear la cámara. Se utiliza además una chimenea de ventilación que promueve el paso del aire a través de la cámara para permitir que las bacterias aeróbicas puedan hacer su trabajo de descomposición. En climas como el nuestro, la chimenea debe ser coronada con un ventilador de convección parecido al que utilizan en sus techos las guagüitas ambulantes donde se venden “tripletas”. Se recomienda, además, regar dos onzas de tierra sobre cada depósito de excremento para fomentar aún más la aireación de las bacterias. Los inodoros de composta se recomiendan para uso permanente de dos a tres personas y hasta de cinco personas cuando se utiliza de forma temporal o esporádica como, por ejemplo, en casas de campo o de fin de semana.

Aunque existen varios manufactureros, los más comunes son los de la marca Biolet.

Foto de inodoro de composta de camara remotaCamara remota de inodoro de composta
Inodoro de composta de cámara remota

Los inodoros de cámara remota, como ya habrá podido intuir asiento del inodoro en un nivel y la cámara receptora separada y en un nivel más bajo para que la descarga de los sólidos ocurra por gravedad. Estos sistemas permiten la interconexión de dos asientos de inodoros a una misma cámara. Los principios de aireación aplican de forma similar. Los inodoros de cámara remota se utilizan principalmente en instalaciones institucionales donde el volumen de usuarios es mayor que el volumen que puede atender un inodoro de cámara autocontenida. La compañía más reconocida en la fabricación de inodoros de composta con cámara remota es Clivus, que, dicho sea de paso, fue quien inventó los inodoros de composta como tecnología de procesamiento de desperdicios humanos, sólidos y líquidos.

En ambos sistemas se dispone de los líquidos a través de una manga que descarga a un campo de avenamiento o un drenaje francés.

En resumen, la aireación es, quizás, el componente más importante en ambos tipos de inodoros para que las bacterias puedan completar su trabajo de descomposición y compostado. Las tecnologías de reúso de aguas grises y de inodoros de composta siguen siendo de poca penetración en Puerto Rico; requieren de mayor exposición y educación para que sean aceptadas por el público general.

Página anterior;

Contáctanos en contactanos@corrienteverde.com

Dirección: Los Paisajes del Lago #126

Luquillo, Puerto Rico, 00773